Review Huawei MateBook D de 14 pulgadas

Huawei es una empresa relativamente nueva en el mundo de las computadores portátiles, al menos en el mercado nacional. Con modelos como el MateBook X, la compañía ha sabido llamar la atención de la prensa y consumidores con diseños bastante elegantes y ligeros.

El día de hoy les traemos el modelo gama media de la familia de laptops Huawei: el MateBook D, en particular, el modelo de 14 pulgadas con procesador Core i5. En el presente review, veremos qué tal se comporta con un uso relativamente mixto, y ver si es que finalmente vale la pena o no tenerlo en consideración.

Antes de comenzar, agradecer a los amigos de Huawei Chile por facilitarnos esta unidad para su análisis. ¡Comencemos!

Publicidad

Detalles técnicos de la unidad probada

 FABRICANTE Y MODELO
– Huawei
– MateBook D
– Estado inicial: Nuevo
– Color: Gris
DIMENSIONES
– 323 x 221 x 15.8 mm
– Peso: 1.47 kg
– No cuenta con certificación IP
REDES
– WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, 2.4/5 GHz
– Bluetooth 4.1
– No posee conexión a redes móviles
PANTALLA
– Panel IPS
– Tamaño de 14 pulgadas con antirreflejo
– Resolución FHD 1920×1080
HARDWARE
– Procesador Intel Core i5 8250U de cuatro núcleos a 1.60 y 1.80 GHz.
– Gráficos Intel HD Graphics 620
– Memoria RAM de 8GB DDR4
– Almacenamiento de 256GB en Disco de estado sólido (SSD)
– 1 Puerto USB-C y 2 puertos USB-A 3.1
–1 Puerto HDMI
– Teclado retroiluminado
– Jack de audio de 3.5mm, lector de huellas dactilares
– Batería de 43.3 Wh
– Sistema operativo Windows 10

Premium y elegante

Antes que nada, quiero sacar de inmediato al elefante en el cuarto: sí, definitivamente tiene cierta semejanza con un MacBook Pro, pero no es tanto. Con eso listo, procedo a explicarles mis impresiones sobre el diseño de esta laptop.

El Huawei MateBook D está construido en metal mayoritariamente, el cual se siente bastante agradable y de muy buena calidad. Su diseño es bastante minimalista, y claramente es para aquellos que buscan una laptop elegante para el trabajo. Eso sí, es bastante propenso a agarrar las huellas dactilares, especialmente en la parte de atrás de la pantalla y en los costados del trackpad.

El teclado se siente bastante bien, es retroiluminado, aunque no es de mis favoritos. Al principio cuesta acostumbrarse un poco al recorrido que las teclas tienen, y definitivamente no es lo más cómodo para poder jugar, en caso de que se busque hacer eso. Por otro lado, el trackpad es de un tamaño bastante generoso, que entrega una muy buena sensación de uso y un gran espacio para maniobrar.

Si bien la computadora es de un tamaño medio, no es lo más portatil ni ligero que hay. Su masa es de casi unos 1.5 kilogramos, lo cual si bien no es tanto, no estamos dentro de lo que podemos catalogar como liviano.

Como es una laptop de 14 pulgadas, estamos frente a un equipo de tamaño medio, aunque sus dimensiones (323 x 221 x 15.8 milímetros) ayudan un poco a que se sienta un poco más pequeño y compacto que algunos de la competencia.

Para quien le interese, la gran bisagra que une el cuerpo del laptop con la pantalla es algo firme, y me resultó imposible levantar la pantalla sin que todo el cuerpo del computador también se levante, aunque al menos cumple bastante bien para mantenerlo estable en cada momento.

Portátil es, pero no es de los mejores del mercado.

En general, estoy bastante conforme con el diseño y fabricación general del equipo. Está muy bien ensamblado, no se siente débil ni frágil en lo absoluto, ni tampoco tenemos chillidos raros, ni nada de eso. Salvo por algunos encuentros con los laptops de Apple, el MateBook D es bastante elegante y está muy bien diseñado — aunque hubiese preferido que en la parte trasera sólo diga Huawei, en vez de poner el logotipo completo.

Pantalla

El Huawei MateBook D cuenta con un panel IPS de 14 pulgadas con una resolución de 1920 x 1080 píxeles, conocido mundialmente como Full HD. Es un panel que, salvo por algunas cosas que detallaré a continuación, le será más que suficiente al público target de esta laptop.

La pantalla es bastante colorida, sin embargo, los colores están algo tirados hacia los tonos cálidos. Esto lo noté especialmente cuando editaba fotos en Lightroom con este MateBook D. La solución a esto es calibrando el panel, lo cual mejoró considerablemente la calidad y precisión general de los colores reproducidos por esta pantalla, aunque de todas maneras no deja de ser algo mediocre en ese aspecto.

Si nos ponemos estrictos, la unidad cubre un 41% del espectro de colores AdobeRGB, mientras que en el caso de sRGB, contamos con un 64% de cobertura. Aquello es algo bajo, y definitivamente no lo recomendaría si es que los colores son importantes para tí a la hora de editar fotos, o bien, al momento de hacer color grading en videos.

Los ángulos de visión son bastante buenos, y en general, es un panel bastante nítido, con una muy buena reproducción de detalles. Sin embargo, el brillo máximo lo encontré algo bajo para mi gusto, pues apenas se veía en situaciones bajo la luz del sol. Lo bueno es que la pantalla cuenta con un acabado antireflejo, el cual cumple de muy buena manera su prometido, y también contamos con unos bordes pequeños, los cuales se ven bastante bien.

Por eso digo que es un panel suficiente para los usuarios a los que está destinado esta laptop. Sin embargo, si lo buscas para edición de fotografía o videos, lo mejor será ver otras opciones.

Multimedia, Conectividad y extras

Partiendo por el tema del audio, el Huawei MateBook D cuenta con cuatro altavoces: dos ubicados los costados del teclado, y dos por debajo del equipo, los cuales actúan como subwoofers. El resultado general de esto, y sumado a que también se incluye la tecnología de Dolby Atmos, es que tenemos un computador que suena bastante bien.

Los parlantes en general son de muy buena calidad, tonos altos y medios suenan con muy buen detalle, sin embargo, los bajos siguen careciendo algo de definición — como en la gran mayoría de los laptops. Eso sí, el sonido no se distorsiona en niveles de volumen altos. En cuanto a su uso con audífonos, el MateBook D incluye un jack de 3.5 milímetros, el cual también devuelve un sonido bastante bueno.

Conectividad y extras 

En cuanto a conectividad, por el tamaño de esta laptop personalmente esperaba algo más en cuanto a puertos se refiere, aunque para el usuario común, esta cantidad es más que suficiente.

Contamos con un USB-A 2.0 y el jack de 3.5 milímetros en el costado derecho, mientras que en el izquierdo tenemos un USB-C 3.1 (que sirve además sirve para cargar la batería, pero no es Thunderbolt 3), otro USB-A (pero 3.0) y un puerto HDMI.

Personalmente extrañé mucho un lector de tarjetas SD, aunque también se hubiera agradecido otro puerto USB-C que sea compatible con Thunderbolt 3.

En lo que concierne a la conectividad inalámbrica, contamos con WiFi de doble canal (2.4 y 5 GHz) y Bluetooth 4.1. Por último, el Huawei MateBook D cuenta con un lector de huellas dactilares, el cual está ubicado en el botón de encendido, y funciona de manera excelente con Windows Hello para desbloquear el equipo apenas llegue a la pantalla de bloqueo.

Rendimiento y batería

Nuestro protagonista cuenta con un procesador Intel Core i5 (8va generación) de cuatro núcleos, con una frecuencia base de 1.6 GHz. Este modelo en particular no tiene una tarjeta de video dedicada, sino que contamos con una integrada de Intel, en particular, la HD Graphics 620. Su memoria RAM se queda en los 8 GB, y su sistema operativo es Windows 10 Home.

El combinado de estos tres nos devuelven un excelente y más que suficiente rendimiento para las tareas del día a día, como navegar por internet, revisar correos, ver fotos, etcétera. Para tareas más pesadas, como edición de fotos en Lightroom, ya empieza a sufrir un poco, especialmente en los tiempos de carga y procesado, aunque de todas maneras se defiende bastante bien.

El rendimiento en juegos, como es de esperarse, es bastante bajo. Probé el Battlefield 3 y el Need For Speed: Most Wanted, juegos que si bien no son los más recientes de cada franquicia — ambos lanzados en 2011 y 2012, respectivamente –, igual son exigentes gráficamente. Ambos juegos corrían decentemente con los gráficos en bajo, promediando unos 30 cuadros por segundo.

En cuanto a almacenamiento, contamos con una unidad SSD de 256 GB, el cual a mi parecer es bastante poco, considerando que para el usuario hay disponible unos 190 GB aproximadamente. La cantidad de almacenamiento nos vuelve a confirmar una vez más que esta es una computadora destinada a las tareas de ofimática, y no para ejecutar software pesado o juegos de video.

De todas maneras, aquí adjunto las pruebas sintéticas realizadas en PC Mark 10:

La siguiente corresponde a CrystalDiskMark, prueba que se realiza al disco de estado sólido:

Por último, tenemos a 3DMark 2006 y 2018, encargados de las pruebas más pesadas para la GPU:

Batería

El último tema a tocar es el de la autonomía de este Huawei MateBook D. En el papel contamos con una batería de 43.3Wh.

Personalmente esperaba un poco más de esta batería, al menos 6 horas de duración con un uso mixto, pero obtuve a lo más unas 5 horas. Este uso incluye estar conectado permanentemente a una red WiFi, teniendo alrededor de 6 pestañas abiertas en Chrome, WhatsApp para Desktop y Telegram.

Lo bueno es que está laptop se carga vía USB-C, y el cargador es bastante pequeño, de hecho es ligeramente más grande que un cargador típico de Huawei que incluye en sus dispositivos móviles.

Conclusión 

El Huawei MateBook D es una laptop que me dejó con sensaciones mixtas. Habían momentos en los que me gustaba bastante, en especial la calidad general del equipo, la cual es bastante buena. Definitivamente tiene el feeling premium que se promociona.

El rendimiento me dejó algo frío, pero debe ser porque soy un usuario relativamente exigente en cuanto al uso que le doy. Insisto: para tareas del día a día, el procesador Core i5 y las 8 GB de memoria RAM son más que suficientes, y jamás dieron problema alguno. El problema está en que el performance se reduce bastante más de lo que pensaba cuando realiza tareas más pesadas, como editar fotos.

Sin embargo, lo que me mató de este equipo fue la pantalla y la batería.

La pantalla, por el precio que estamos pagando, es bastante mediocre. En especial me molesta el tema de la precisión de los colores, pero a muchas más personas les puede molestar que el brillo máximo sea algo bajo. Si bien tiene una buena resolución y definición, creo que definitivamente pudo haber sido mejor, especialmente considerando que estamos pagando casi 800 mil pesos chilenos por este PC.

La batería, por otro lado, si bien no es algo que me moleste mucho personalmente — porque el 90% de las veces que ocupo mi laptop es en la casa –, sí puede resultar un problema para otras personas, especialmente aquellas que viven trabajando en terreno. Encuentro que 4 a 5 horas de uso es algo bajo, y como mencioné, esperaba al menos 6 horas de uso mixto.

Dejémoslo claro en este instante: esta es una computadora de oficina, para nada más. Teniendo esto en cuenta, puedo decir que lo recomiendo para tenerlo en consideración. Pero fuera de eso, si lo que buscas es un todo terreno, con buen rendimiento general, buena batería y pantalla, probablemente buscaría en otro lado.

Disponibilidad

Puedes encontrar a nuestro protagonista en las tiendas Huawei ubicadas en el Mall Costanera Center y Mall Plaza Vespucio. Su precio es de CLP $799.990..

2 Comentarios Unirse a la conversación →