Review Huawei Mate 20 Lite

El Huawei Mate 20 Pro definitivamente fue uno de los mejores dispositivos móviles presentados el pasado año. Su excelente combinación de pantalla, rendimiento y cámaras, lo posicionaron como uno de los móviles más competitivos y completos de la generación actual de gamas altas.

Sin embargo, antes de que este dispositivo fuera oficializado por Huawei, se presentó el Mate 20 Lite, la versión de gama media del teléfono mencionado anteriormente, que ya lleva un tiempo vendiéndose en nuestro país.

Es un teléfono bastante interesante, y – spoiler alert – probablemente es uno de los mejores teléfonos de gama media-alta que se puede adquirir actualmente. Las razones las veremos a lo largo del presente review.

Publicidad

Antes de comenzar, queremos agradecer a nuestros amigos de Huawei Chile por habernos facilitado esta unidad para su respectivo análisis.

Detalles técnicos de la unidad probada

FABRICANTE, MODELO Y DATOS DEL REVIEW
– Huawei
– Mate 20 Lite – SNE-LX3
– Autor: Nelson Salazar
– Fotografías del equipo: Nelson Salazar
REDES MÓVILES
– 3G: 850 (Movistar/Claro), 900 (Entel), 1700/2100 AWS (WOM), 1900 (Entel/Movistar/Claro)
– 4G LTE: B2, B4, B5, B7, B12, B17, B28
– Compatible con 4G+
– Opera nativamente con Entel, Movistar, Claro y WOM.
HARDWARE Y SOFTWARE
– Pantalla IPS de 6,3 pulgadas con resolución Full HD+ 2340×1080, aspecto 18:9
– Procesador Kirin 710 de ocho núcleos
– Memoria RAM de 4GB y almacenamiento interno de 64GB ampliables hasta 256 GB con tarjeta Micro SD
– Procesador gráfico Mali G51
– Altavoz MONO
– Bluetooth 4.2
– GPS, AGPS, GLONASS, BDS
– Puerto USB Tipo-C
– Lector de huellas dactilares trasero
– Doble cámara principal de 20 MP f/1.8 + 2 MP (sensor de profundidad)
– Doble cámara frontal 24 MP f/2.0 + 2 MP
– Sistema operativo Android 9 Pie personalizado por EMUI 9.0
– Batería de 3.750 mAh compatible con carga rápida

Diseño

Nuestro protagonista tiene parte del diseño visto en el Mate 20 Pro, aunque con algunos detalles distintivos y heredados de otros modelos de Huawei.

Tenemos una estética redondeada, plana, de un tamaño justo (158.3 x 75.3 x 7.6 milímetros) y preciso para ser agarrado cómodamente, aquello es ayudado por su masa, la cual es de 172 gramos. Es un teléfono bastante elegante, tiene lo mejor del diseño de gama alta de la compañía, y lo replica de muy buena forma dentro de una gama más asequible.

Su construcción es bastante sólida, con una parte posterior de vidrio, lo cual le agrega un feeling bastante premium, aunque le gusta bastante agarrar las huellas dactilares de quien lo sostenga.

En el frontal tenemos la pantalla de 6.3 pulgadas con el notch, el cual tiene bordes bastante pequeños (aunque no son curvos como en el hermano mayor). En los costados, lo típico: a la derecha tenemos los botones de volumen y encendido; en la izquierda contamos con la bandeja para la tarjeta SIM y Micro SD; arriba nada y abajo el puerto de audífonos, puerto USB-C y un parlante.

La parte trasera en particular me gustó bastante. Tiene algunas líneas de diseño que hereda de los modelos Porsche Design, como la pequeña banda vertical que contrasta con el color general del equipo. Aquí contamos con el set de doble cámara que está posicionado de forma vertical, flash LED y un lector de huellas dactilares.

El Mate 20 Lite es un dispositivo bastante equilibrado en cuanto a diseño y construcción en general. Es indiscutiblemente un diseño de Huawei, pero se logra diferenciar bastante bien de sus hermanos mayores, y la vez, logra hacerse distinguir entre los otros modelos de la compañía. Definitivamente es uno de sus puntos fuertes.

Pantalla

Nuestro protagonista cuenta con un panel IPS en formato de aspecto de 18:9, de 6.3 pulgadas con resolución Full HD+, la cual se ve bastante bien, con una muy buena reproducción de colores y un excelente nivel de definición.

Los ángulos de visión son bastante buenos también, aunque, sin embargo, el brillo máximo a veces se queda corto. Aquello pudo haber sido un poco mejor.

Personalmente, el Huawei Mate 20 Lite fue el primer teléfono que he usado como daily driver que tiene una muesca en la parte superior de la pantalla, y la verdad es que el de este teléfono no lo encontré tan terrible. Claro, al principio lo notas, pero rápidamente te olvidas de su presencia. Es de un tamaño suficiente, aunque podría ser un poco más pequeño, o bien, haber adoptado el mismo tipo de notch que pusieron en el P Smart 2019.

Mi única queja real que tengo con la pantalla de este teléfono, es que ésta se va a negro en posición vertical cuando utilizo gafas con cristales polarizados. Sé que no es algo tan terrible, pero es realmente molesto que cada vez que esté a pleno sol tenga que sacarme o levantar las gafas para poder ver el contenido de la pantalla. Aquello se soluciona cuando pongo el teléfono en horizontal, pero vamos, ¿quién utiliza su teléfono así, a no ser que esté viendo videos?

Cámara

El Huawei Mate 20 Lite cuenta con cuatro cámaras en total: dos atrás y dos adelante. En el primer set de cámaras tenemos una principal de 20 megapíxeles con apertura f/1.8, y una secundaria de 2 megapíxeles que sirve para capturar información de profundidad — o dicho de otra manera, solamente es útil para cuando queramos utilizar el modo retrato. Por el frente tenemos un sensor de 24 megapíxeles con una apertura focal f/2.0, mientras que la segunda cámara igual es de 2 megapíxeles, y hace exactamente lo mismo que en el set posterior.

La interfaz de usuario es bastante agradable y simple de utilizar. Contamos con los típicos modos disponibles en forma de carrusel en la parte inferior, mientras que en la parte superior encontramos las selecciones rápidas, como el flash o el retoque que hace la inteligencia artificial a las fotos, entre otras cosas.

Pasando ya a lo que realmente importa, la calidad de las fotos está dentro de lo que se puede esperar con un teléfono de esta gama, es decir, es suficiente para el 90% de los usuarios.

De día, la cámara entrega resultados excelentes, enfocando bastante rápido, con un muy buen nivel detalle y un rango dinámico más que aceptable (aunque hay veces en las que tiende a sobreexponer bastante). Los colores son bastante buenos también, puesto que se mantienen fieles a la realidad. Los efectos aplicados por el reconocimiento realizado por la IA son buenos en ciertas situaciones, aunque hay veces en las que desatina por completo, entregando fotos demasiado saturadas. Yo prefiero mantenerlo desactivado

De noche, obviamente, se tropieza de una manera brutal en cuanto a la calidad general de las imágenes. Las fotos salen con mucho grano, y por lo tanto, se retiene muy poco detalle, mientras que los colores salen muy desentonados.

En cuanto a video, también contamos con los típico dentro de la gama, aunque hay veces en las que nos quedamos cortos en ciertas cosas. Graba a una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles (Full HD) a 60 cuadros por segundo, pero no contamos con un estabilizador de imagen, ni óptico y electrónico. La calidad es suficiente, mantiene bien expuestas las tomas sin mayores complicaciones, pero definitivamente se extraña algún tipo de estabilización.

A continuación, dejo adjuntas algunas fotos y el video de prueba:

Software, rendimiento y audio

Al momento de recibir esta unidad, el teléfono contaba con Android 8.1 Oreo con la capa propietaria de Huawei, EMUI, en su versión 8.2. No obstante, a los días recibí la actualización a Android Pie que incluía EMUI 9, por lo que mi experiencia la relataré de acuerdo a lo vivido con la más reciente versión del sistema operativo.

Pie trajo consigo algunos cambios para la interfaz de Huawei, siendo los principales el menú de configuraciones rápidas, y la forma en que se despliega el regulador del volumen, el cual ahora está de manera vertical apoyado en el costado derecho de la interfaz, entre varias otras cosas más.

EMUI es una de esas capas que amas u odias, y a pesar de que ha aplicado casi los mismos cambios que Google ha hecho en Android stock, sigue teniendo esa sensación de simpleza forzada, tratando de emular lo que hace iOS. Los íconos de las aplicaciones del sistema siguen siendo cuadradas, lo cual no es coherente con el lenguaje que Google ha ido impulsado durante los últimos años. No me gusta derechamente.

Las funciones de inteligencia artificial introducidas por Huawei en esta nueva versión son bastante interesantes, pero no resultan ser relevantes ni aportan mucho a la experiencia de usuario final. Están para usarlas una vez, y después olvidarse completamente de ellas.

El Huawei Mate 20 Lite cuenta con un procesador propio de la compañía, un Kirin 710, acompañado de 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento. El combinado de todo esto, junto con la excelente optimización que hace Huawei al sistema, es un muy buen rendimiento general.

El tránsito dentro de la interfaz es bastante bueno, todo fluye de muy buena manera, y no hay ningún tipo de lag. Lo mismo se replica dentro de aplicaciones, aunque obviamente en los juegos más pesados el rendimiento cae, pero no es nada terrible, puesto que es lo que se espera dentro de esta gama.

En cuanto a opciones de seguridad, el Mate 20 Lite cuenta con un lector de huellas dactilares y desbloqueo facial. En el caso de este último, recurre solamente a la cámara frontal, por lo que no es tan seguro ni preciso como el Face ID de Apple, aunque funciona bastante rápido en condiciones ideales (es decir, con buena luz, y sin ningún objeto que cubra la cabeza o los ojos).

El lector de huellas también funciona bastante rápido, aunque tuve una anécdota algo extraña con éste.

Antes de actualizar a Android Pie, tenía configurada la huella y mi cara, por lo que podía utilizar cualquiera de estas dos formas a la hora de desbloquear el teléfono (en caso de que por ejemplo la cámara no me reconociera por andar ocupando un jockey o usando gafas). Tras la actualización, noté que ya no me reconocía la huella, me pareció extraño, pero pensé que ya no dejaba utilizar las dos opciones al mismo tiempo, así que lo obvié. No obstante, un día decidí desactivar el reconocimiento facial, pero no encontraba ninguna parte la opción para configurarlo.

En efecto, se había ido la configuración para el lector de huella tras la actualización. De todas maneras, esto quedó notificado con la gente de Huawei Chile, para que aquello no se replique una vez que la nueva versión sea desplegada a los equipos que están o ya fueron vendidos.

En cuanto a lo que concierne al audio, aquí contamos con un único parlante ubicado al costado del puerto USB-C del teléfono, el cual se escucha de manera decente, nada del otro mundo. El audio no se satura en niveles de volumen altos, y reproduce bien los tonos altos y medios, quedándose algo corto en los bajos. Con audífonos ocurre casi lo mismo, a veces la música se escucha algo plana, pero cumple.

Batería

En el papel, el Huawei Mate 20 Lite cuenta con una batería de 3750 mAh, una cantidad bastante generosa, que nos debería entregar un excelente rendimiento durante el día a día. Vamos con el detalle:

  • Aplicaciones usadas: Telegram, WhatsApp, Facebook, Messenger, Instagram, Twitter, YouTube, Spotify, Gmail, Google Home, Google Assistant, Chrome, App Entel, Swarm, App de cámara, entre otras.
  • Dispositivos Bluetooth: radio automóvil
  • Brillo de la pantalla: Automático
  • Red móvil activa: Entel 4G+
  • Estado del GPS: Precisión alta

El resultado era justamente el que esperaba. La excelente optimización que Huawei ha logrado con EMUI permite que sus teléfonos disfruten de una muy buena autonomía, y considerando el uso pesado que le doy a los teléfonos, se demuestra que el Mate 20 Lite claramente no es la excepción al resto de los teléfonos más recientes de la compañía. Muy bien aquí.

Conclusión

Creo que a lo largo de este análisis quedó bastante claro que el Huawei Mate 20 Lite me gustó bastante.

Al principio comencé mencionando que, a mi parecer, este es uno de los mejores teléfonos dentro de su gama. Lo resumo aquí: buen diseño y construcción, buena pantalla, buen rendimiento y una muy buena autonomía. Los únicos puntos bajos son la cámara – que podría haber sido mejor – y el software, de lo cual lo único que puedo destacar es la excelente optimización que Huawei ha logrado concretar.

Creo que es harto teléfono por lo que cuesta — CLP $279.990, y considerando que ya lleva un buen tiempo en el mercado, demás aparece alguna que otra oferta interesante. Siempre hay un margen de mejora, pero creo que es un precio justo para un teléfono justo para el grueso de los usuarios.

Lo único que me preocupa realmente, es cómo irá envejeciendo este teléfono. Se sabe que Huawei no es muy bueno con las actualizaciones para sus modelos que no pertenecen a la gama alta, por lo que yo tendría en consideración este punto antes de adquirirlo. Si tener la más reciente versión de Android no te interesa tanto, entonces bueno, lo recomiendo a ojos cerrados.

Disponibilidad

El Huawei Mate 20 Lite lo puedes encontrar en las diversas tiendas Huawei que hay en Santiago, retail y en los operadores Entel, WOM, Claro y Movistar, a un precio de CLP $279.990.

0 Comentarios Unirse a la conversación →