Review Google Nest Audio

El Google Home original fue lanzado el año 2016 y era el primer parlante inteligente de la empresa que integraba el Asistente de Google para poder controlar dispositivos conectados al hogar, como luces, televisores y muchos otros dispositivos inteligentes, incluido obviamente, el propio Chromecast de Google, el cual recientemente analizamos.

El Nest Audio es la nueva generación de dicho parlante, que adopta el nuevo nombre que Google utiliza para sus productos de hogar y que, por supuesto, ha recibido un completo rediseño enfocado en el minimalismo, el cual destaca en los productos de la empresa de Mountain View.

Google promete que este parlante suena más fuerte y con unos bajos más potentes que el Google Home original, lo que parece ser una excelente noticia si consideramos que las otras opciones que ofrecen son el más económico y pequeño Nest Mini y el, hace unos días descontinuado y bastante caro, Google Home Max. 

Fabricante
Google
Modelo
Nest Audio
Sonido
Altavoz de graves de 75 mm y altavoz de agudos de 19 mm.
3 micrófonos de largo alcance.
Interruptor para silenciar el micrófono de 2 etapas (silenciado de hardware).
Conectividad
802.11b/g/n/ac (2.4 GHz/5 GHz) Wi-Fi
Bluetooth 5.0
Chromecast integrado
Asistente de Google integrado
MEdidas y peso
Altura: 175 mm
Anchura: 124 mm
Profundidad: 78 mm
1,2 kg
Color
Tiza
Carbón

Diseño y hardware

El Nest Audio es un dispositivo un poco distinto a lo que venía ofreciendo Google con sus anteriores parlantes inteligentes anteriores, los cuales tenían una doble tonalidad debido a sus materiales.

El Nest Audio cuenta con un recubrimiento de tela sustentable tanto en el frontal como en la parte posterior, y en la parte de abajo un plástico gomoso que sirve para que el dispositivo no se deslice en la superficie plana en la que debemos ponerlo. En el interior, el Nest Audio está construido con aluminio y magnesio reciclado, y Google señala que estos materiales ayudan a mantener el dispositivo frío. 

Su forma es un rectángulo con bordes completamente redondeados y se asemeja bastante a un pequeño almohadón, y para mi, se ve bastante mejor que el Google Home original. El parlante debe estar siempre conectado a la pared y en la parte posterior se ubica la entrada para el cable de poder, además de un interruptor para apagar el micrófono y el logo de Google.

Dentro del parlante existen tres micrófonos que mejoran considerablemente la forma en que el dispositivo nos escucha, sobre todo si lo comparamos con versiones anteriores. Lo que me ha parecido raro es que, respecto a su antecesor, el Nest Audio no solo tiene un micrófono más, sino que incorpora un chip de machine learning que permite al dispositivo responder de forma más rápida a comandos básicos como el control del contenido multimedia, pero al parecer, en español aún no funciona porque no he notado diferencia en la velocidad de respuesta respecto 

Prácticamente todos los parlantes con Google Assistant integrado tienen una característica en común, se trata de una serie de puntos que se activan en la parte frontal del parlante al decir los comandos “Hey Google” u “OK Google” (y algunos otros), o cuando tenemos alguna notificación de recordatorios o eventos. Esta integración no ocurre solo en los productos de Google Nest, sino que también la podemos ver en productos de JBL y otros fabricantes que integran el Asistente.

Además, la parte frontal superior es una zona táctil que sirve para controlar la reproducción de contenido y el volumen, y aunque el diseño no lo indica y es algo poco intuitivo en un principio, solo debemos tocar esa zona a la izquierda o derecha para bajar o subir el volúmen y la parte media para pausar y reproducir. Seguro que te acostumbras rápidamente.

Aunque en fotos no lo parezca, el Nest Audio es un dispositivo pequeño, y que debido a su diseño y variedad de colores, se puede adaptar a cualquier ambiente, pero a pesar de que su sonido ha mejorado bastante, está lejos de ofrecer un sonido premium como si lo hacía el Google Home Max y como lo hacen otros dispositivos que cuentan con un precio muy superior. 

Sonido

Pero bueno, al final a todos nos interesa saber cómo suena el parlante que nos queremos comprar. Por mucha que sea la importancia de su diseño y sus funciones, el dispositivo tiene que sonar bien y Google al menos señala que el dispositivo suena un 75% más fuerte y con un bajo un 50% más potente que el Google Home original, el cual no sonaba mal, pero contaba con un sonido que no le volaba la cabeza a nadie, sobre todo si tomamos en consideración su precio.

El Nest Audio cuenta con un woofer de 75mm y un tweeter de 19mm en su parte frontal, los cuales ofrecen un sonido fuerte y claro, y que al estar separados, lógicamente logra separar mejor los sonidos graves de los medios y los agudos, obteniendo una significativa mejor experiencia de audio.

Desde ya te digo que debido a su tamaño, el sonido que ofrece el Nest Audio no cuenta con unos bajos impresionantes y aunque para su tamaño si que lo son, no llega a los niveles de un Google Home Max, un Huawei Sound X o un HomePod. Sin embargo, Google ha hecho un poco de magia en la ecualización del parlante para que la experiencia al escuchar música sea siempre buena. 

Media EQ ajusta automáticamente la ecualización del sonido del Nest Audio para adaptarlo al contenido que estamos reproduciendo actualmente, ya sea un maravilloso disco de rock, un hermoso poema de Bad Bunny o tu podcast favorito. 

Por otra parte tenemos Ambient IQ, funcionalidad que adapta el volumen dependiendo de la situación que hay en tu entorno, por lo que si el parlante detecta que hay una aspiradora funcionando cerca, subirá el volumen para que puedas seguir escuchando tu reproducción, aunque lamentablemente esto solo funciona al reproducir podcast o libros de audio.

El volumen, hasta un 85% de su capacidad, ofrece un sonido super claro y suena impresionantemente bien para el tamaño que posee el parlante, aunque si lo llevamos al 100%, se empieza a distorsionar, por lo que si quieres un parlante para una fiesta o para un salón, con un Nest Audio probablemente te quedarás corto. Para un departamento no creo que haya ningún problema, pero si compras dos Nest Audio, está la posibilidad de emparejarlos para reproducir sonido estéreo en ambos dispositivos, mejorando la experiencia de audio notablemente.

Funciones y configuración

Son muchas las ventajas que te da un parlante inteligente respecto a uno convencional con tecnología Bluetooth. Y vamos a empezar por el proceso de configuración.

Al ser parlantes inteligentes, estos no solo pueden funcionar con tecnología Bluetooth, sino que funcionan a través de la conexión Wi-Fi de tu hogar, por lo que todo el proceso de configuración debe realizarse desde la app de Google Home, en la cual podremos agregar el Nest Audio a nuestro hogar en unos simples pasos, en los que por supuesto deberemos darle el permiso a Google para que acceda a nuestra voz en todo momento. 

Pero no te preocupes, igual puedes desactivar el micrófono manualmente en todo momento por si quieres algo de privacidad y la empresa es bastante transparente respecto a esto, señalando que solo se envían los datos de voz a los servidores una vez que decimos el comando para activarlo.

En el proceso de configuración, deberemos grabar nuestra voz para que Google Assistant responda de forma personalizada a los comandos de voz en el parlante, tal y como ya lo hace el resto de dispositivos que cuentan con el asistente. Esto permite que diferentes usuarios del dispositivo puedan disfrutar de sus propios servicios, como Spotify o Netflix, sin usar las cuentas de una única persona.

Eso sí, las posibilidades que ahora poseen los parlantes con Assistant son superiores a las de hace unos años, gracias al ecosistema que ha ido construyendo Google desde el lanzamiento del Chromecast. Ahora no solamente podemos hacer preguntas o pedir que reproduzca algún contenido multimedia, sino que podemos controlar de mejor forma nuestro hogar y los parlantes y pantallas inteligentes pueden relacionarse mejor, permitiéndonos mover contenido entre dispositivos o usar un parlante para anunciar un mensaje en otro, lo que es ideal para hogares grandes.

Existen dos –o tres– maneras de reproducir contenido, la primera es a través de Google Assistant. Basta con decir “Reproducir música” o “Pon música en habitacióny el dispositivo empezará a reproducirse directamente a través de Wi-Fi. De esta forma, el contenido en reproducción no se verá afectado por llamadas o mensajes entrantes que reciba tu teléfono (como ocurre al utilizar Bluetooth), y esto implica que deberemos tener contratado algún servicio de streaming, como Spotify, Apple Music o YouTube Music. 

En la configuración de Google Assistant podemos agregar todos nuestros servicios, tanto de música como de video, pero es verdad que algunos funcionan mejor que otros, por ejemplo, una vez que el Nest Audio está reproduciendo música y abrimos la app de Spotify, en la aplicación inmediatamente nos aparecerá un mensaje para preguntarnos si queremos seguir escuchando música en el parlante o cambiar al teléfono, algo que no sucede con YouTube Music, donde al abrir la app no podremos cambiar la música a menos que conectemos manualmente el teléfono al parlante, interrumpiendo la música en el paso –que de hecho, esa es la segunda forma de reproducir contenido, usando el botón de Chromecast presente en las aplicaciones–.

Como ya les comentaba, el Nest Audio también puede funcionar a través de Bluetooth conectándolo al teléfono, lo que no tiene mucho sentido, pero lo que sí puede que te sirva es conectar el Nest Audio a través de Bluetooth a otro parlante y de esta forma, todo el sonido multimedia a reproducirse en el parlante de Google sonará en el parlante que quieras (a excepción de las alarmas y recordatorios). Esto es bastante útil en caso de que en casa tengas un parlante Bluetooth con mejor calidad de sonido en casa y quieras “hacerlo inteligente”.

Por otra parte, el contenido en reproducción puede ser transmitido simultáneamente en distintos parlantes o pantallas, y en la aplicación de Google Home podemos fácilmente seleccionar cuáles dispositivos reproducirán el contenido, creando grupos de parlantes entre los que se pueden incluir también dispositivos Chromecast o Android TV. Además, si contamos con dos Nest Audio, podemos emparejarlos para que suene en estéreo, con un canal a la derecha y otro a la izquierda.

Respecto a otras funciones interesantes, el parlante es capaz de controlar dispositivos conectados al hogar, como enchufes inteligentes, luces, aspiradoras o televisores, y la lista de empresas compatibles siempre va creciendo. Pero además, Google Assistant permite resolver dudas de todo tipo, ayudarnos a cocinar, hacer conversiones, establecer alarmas, temporizadores, recordatorios y un montón de otras funciones. En general, Google responde bien a las dudas, aunque si hay muchas personas conversando en el mismo lugar, las posibilidades de que responda acertadamente disminuyen.

Si tienes una cuenta activa de Google Duo, también se pueden realizar llamadas de voz utilizando el parlante, aunque esta función sólo está disponible para usuarios de dicho servicio en nuestro país. Por ejemplo, en Estados Unidos se pueden realizar llamadas a cualquier número, sin importar si tienen una cuenta de Google Duo activa, lo que sería maravilloso de ver por estos lados.

Y aún faltan otros detalles por mejorar, por ejemplo, sería ideal poder emparejar los parlantes inteligentes con los Chromecast para poder crear una mejor experiencia a la hora de ver videos. Y por cierto, los parlantes inteligentes de Google se integran perfectamente con los Chromecast con Google TV, pudiendo controlar el contenido que estemos visualizando en el televisor en todo momento (y no solamente cuando transmitimos contenido).

¿Vale la pena?

Si estás en busca de un parlante inteligente, existen tres opciones en el mercado: Google Assistant, Siri y Alexa, y al menos en nuestro idioma, el que mejor funciona es el Asistente de Google. El Nest Audio es super fácil de recomendar porque ofrece una experiencia super equilibrada de sonido, con un diseño y funciones destacables, aunque puede que en nuestro país su precio aumente más de la cuenta debido a que no se vende de forma oficial. De todas formas, si estás en el ecosistema de Google, es el parlante que deberías comprar.

Si estás buscando un parlante con un sonido potente (esos que te hacen sentir el bajo, más que escucharlo), el Nest Audio no es la mejor opción debido a su tamaño, eso sí, considerando su precio, es toda una maravilla. 

Hay otro punto a considerar, y es que por la mitad del precio puedes encontrar el Nest Mini, un producto que posee las mismas funciones que el Audio, pero con un sonido peor, pero que en ningún caso es malo, de hecho el Nest Mini suena tan bien como el Google Home original y que fue reemplazado por nuestro protagonista. 

Más noticias
Review LG UltraGear 24GL600F-B