fbpx
ASUS Zephyrus S

Review ASUS Zephyrus S GX531

Con un ecosistema plagado de factores de forma en computadores portátiles como los convertibles, ultrabooks, convencionales y otros. Hay un tipo de portátiles que han ganado bastante terreno en el último tiempo. Pues hablamos del segmento Gamer, un género que no sólo atrae a los amantes de las mejores características que se puedan encontrar en un portátil (cómo el Zephyrus S), seduciendo al público más entusiasta que, busca una cohesión de factores que entrega el segmento Gamer como un llamativo diseño, buen rendimiento y la posibilidad de cargar todo esto a cualquier parte. Dejando de lado la anticuada asociación de potencia al PC de escritorio.

Los que somos apasionados por la tecnología, sabemos que un equipo Gamer, por lo general, viene con excelentes prestaciones a nivel de hardware que lo hacen altamente eficiente para jugar, su función principal; aunque también puede ser usado como unidad para otro tipo de actividades como las clásicas ofimáticas, edición de video e imágenes.

Para adelantar un poco sobre nuestro protagonista de hoy, te mostraremos a un portátil llamado ASUS Zephyrus S con la mejor unidad de gráficos que hay en el mercado, pues hablamos de la Nvidia RTX 2080. Así mismo, es uno de los computadores más delgados con tan sólo 15.35 mm cuando está cerrado y 16.15 mm una vez abierto. Otros aspectos interesantes son pantalla de 144Hz, su potente procesador Intel i7 de octava generación, y mucho más que veremos a continuación.

Durante dos semanas probamos el equipo de una forma holística, más que como una unidad dedicada a los videojuegos. Como siempre, agradecemos a nuestros amigos de ASUS Chile por permitirnos acceder a este gran equipo y probar sus capacidades.

¡Empecemos!

Detalles técnicos de la unidad probada

 FABRICANTE Y MODELO
– ASUS
– Zephyrus S GX531GX
– Estado inicial: Nuevo
– Color: Negro

DIMENSIONES, PESO Y CERTIFICACIONES
– 360 x 268 x 15.35 mm a 16.15 mm
– Peso: 2.1 kg
– No cuenta con certificación IP
– Pose con certificación de grado militar (MIL-STD-810G)

REDES
– Gigabit WiFi 802.11ac de doble banda
– Bluetooth 5.0
– No posee conexión a redes móviles
– No incluye puerto Ethernet

PANTALLA
– LED IPS a 144Hz con 3ms y ángulo de visión de 178°
– Tamaño de 15.6 pulgadas con antirreflejo
– Resolución Full HD 1920×1080
– Preparado para contenido VR (Realidad Virtual)

HARDWARE Y RENDIMIENTO
– Procesador Intel Core i7 8750H.
– 6 Núcleos con 12 subprocesos a 2.2GHz y 4.1GHz con Turbo Boost. 9MB de caché L3.
– Gráficos Intel UHD 630 y gráficos dedicados NVIDIA RTX 2080 (Diseño Max-Q) con 8GB de VRAM GDDR6.
– Memoria RAM de 24GB DDR4 a 2666MHz.
– Almacenamiento de 1TB en SSD PCIe 3.0×4 SATA M.2.
– 1 Puertos USB-C 3.1 Gen2 con DisplayPort 1.2, 1 puerto USB-C Gen1 y 2 puertos USB-A 2.0.
– 1 salida HDMI 2.0b.
– Teclado retroiluminado RGB en formato de isla.
– MousePad con teclado numérico e iluminación.
– Jack de audio de 3.5mm con entrada de micrófono.
– Altavoces 2x 2W con SmartAMP y micrófono incorporado.
– Webcam HD
– Fuente de poder de 230W, posibilidad de carga por USB-C hasta 65W
– Batería Li-Ion de 60 Wh con 4 celdas
– Sistema operativo Windows 10 Home

Contenido de la Caja

La caja cuenta con lo que se observa en la imagen anterior. Al Zephyrus S le acompañan su cargador de 230W, una escultura de ASUS ROG Eye, un mouse gamer y una funda de cuero muy elegante, la que por cierto ayuda mucho a proteger cuando lo transportas.

Diseño y Pantalla del Zephyrus S

Al imaginarse una portátil Gamer de alta gama, todos caemos en el prejuicio de visualizar a una máquina con espesores sobre los 3 centímetros y con pesos de 4 kilogramos hacia arriba, pues ahora resulta ser todo lo contrario.

De arriba hacia abajo: LG Gram, ASUS Zephyrus S, MSI Gamer RTG73

Si miras detalladamente la foto a continuación, te podrás dar cuenta que la diferencia entre el Zephyrus S y un ultradelgado en dimensiones son casi similares, y con un Notebook Gamer, las proporciones están a la vista.

El diseño del ASUS Zephyrus está entre el límite de la elegancia con su color negro mate sobrio, el cual esconde bajo su chasis el corazón de una bestia Gamer. Con un espesor que alcanza tan sólo los 16.15 mm, es capaz de resolver los problemas de temperatura que suelen tener los equipos de grandes prestaciones.

Con sus 2.1 kilos ya no será solo un reemplazo para el típico computador de escritorio, con él podrás ir a todos lados, sin que tengas problemas de peso, y a su vez, que no debas disponer de enormes mochilas para su transporte.

La estructura del equipo está fabricada en aluminio, las zonas de ventiladores están fabricadas con aleación de magnesio que es mejor conductor del calor. Las bisagras de la pantalla se encuentran ocultas bajo el chasis.

Pantalla

Si hablamos de la pantalla, el Zephyrus S cuenta con un panel IPS de 15.6 pulgadas con resolución Full HD. Este cuenta con una buena nitidez, excelente contraste y colores muy vivos que no saturan. El brillo es suficiente para situaciones de mayor luz ambiental.

Del mismo modo, el panel cuenta con una tasa de refresco de 144 Hz y una respuesta de 3 ms, esto es bastante bueno para desempeñar los juegos con mucha fluidez y sin retrasos. A su vez, el equipo cuenta con un ángulo de visión de 178 grados, para apreciar bien el contenido si no estamos justo en el frente de la pantalla.

Los marcos de la pantalla cuentan con unos biseles delgados, permitiendo aumentar lo visible en pantalla. No obstante el borde inferior se siente un poco molesto, alejándose del concepto inmersivo que provocan las pantallas casi sin bordes.

La parte trasera de la pantalla tiene una diagonal que divide el acabado en un negro mate y otra terminación mecanizada en negro brillante. En esta zona cuenta con el logo retroiluminado de la marca, denominado como ASUS ROG Eye.

Los perfiles laterales del Zephyrus S cuentan con un acabado de excelente calidad, y con una rugosidad muy fina que permite que, al manipularlo, no tienda a resbalar. Además, se observan unas líneas anaranjadas muy finas que le dan un toque de elegancia típico de los notebooks ultralivanos.

¿Cómo el elegante diseño resuelve los típicos problemas de temperatura?

Al abrir el computador, puedes observar que la zona del teclado tiene una configuración muy diferente a su competencia. ASUS ha resuelto desplazar el teclado hacia abajo, permitiendo que zona superior cuente con una estructura metálica ranuradas que facilite la disipación de calor en la máquina, ya que en esta ubicación se encuentra el procesador y tarjeta de video, cuyos elementos son los que más temperatura generan.

La zona sobre el teclado, ASUS la llama Active Aerodynamic System. Esta parte permite la disipación de calor, en la zona de la estructuración metálica de ventiladores, la que es de una aleación de magnesio que permite, en cierto modo, reducir el tamaño de los ventiladores del notebook.

Además de las ranuras, los disipadores interiores de calor, cuentan con 5 túneles de cobre que permiten extraer de mejor manera el calor. A esto se le suma una bandeja superior que se extiende en la superficie, sobre la GPU y CPU cuya función es disipar el calor generado por los componentes VRM (Módulos de regulador de voltaje), contenidos en el procesador y la GPU.

Vista de ventiladores del Asus Zephyrus, foto de iFixit

El sistema de refrigeración se complementa con cuatro ventilados, dos ubicados en la parte trasera y otros dos en los costados del equipo. A su vez, cuenta con una placa metálica inferior entreabierta que facilita la entrada y salida de aire, además esta es retroiluminada con AURA Sync.

El Active Aerodynamic System o Sistema Activo Aerodinámico del nuevo Zephyrus S, cuenta con un 14% más de espacio para permite más ventilación, mejorando la eficiencia de control de temperatura hasta en un 11%, debido a que el aumento de espacio permite que el flujo de aire mejore sustancialmente en un 22% respecto de la versión anterior.

Todo el hardware requerido para el enfriamiento es soportado y controlado por un software específico diseñado por ASUS, llamado Armoury Crate, el que además, es el encargado de controlar todo lo relacionado con el sistema gaming del Zephyrus S.

El teclado numérico y el MousePad

El desplazamiento del teclado genera que la clásica disposición del MousePad sea relocalizada en el costado derecho del portátil, permitiéndole funcionar como un TrackPad y teclado numérico.

Puede que muchos de los que usan computadores portátiles estén acostumbrados a usar el Mouse en la parte inferior del teclado. Pero luego de uno o dos días de uso, verán que se acostumbrarán fácilmente porque la mayoría usamos el ratón a un costado del teclado.

Para mi, que soy de aquellos que usan mucho una planilla de cálculo, es necesario disponer del teclado numérico, ya que facilita el ingreso de los números en las aplicaciones. No obstante, el hecho de que sea digital, hace de que no dispongas del tacto al momento del ingreso del número, que te hace dudar si colocaste el que correspondía, más aún cuando estás acostumbrado a solo mirar el papel con los números e ingresas sin mirar el teclado y la pantalla.

Pruebas de Calidad

El Zephyrus S es sometido algunas de las pruebas estándares que propone la norma de Certificación Militar del Departamento de Defensa de Estados Unidos, la MIL-STD-810G, cuya idea central es someter a estrés los equipos en situaciones que simulen los riegos que día a día podrían ocurrir.

El Asus Zephyrus es capas de sortear algunas pruebas impuestas por la MIL-STD-810G:

La prueba de vibración (Método 514.6), en ella el equipo es sometido a estrés vibratorio en dos ejes durante dos horas, simulando por ejemplo, el uso del equipo mientras viajas en un camino de tierra.

Prueba de caída, (Método 516.6), el dispositivo se deja caer desde desde 10cm por los cuatro cantos, permitiendo asegurar el daño contra golpes. Situación cotidiana, sería dejar caer la mochila de transporte, ya sea por descuido o se te olvidó que andabas con el laptop.

Estrés por temperaturas. Esta prueba evalúa el desempeño del equipo a altas y bajas temperaturas durante tres días en las siguientes situaciones:

  • Condiciones de almacenamiento con temperatura variable entre 35 a 71ºC (Método 501.5)
  • Funcionamiento de la unidad con temperatura variable entre 32 a 48ºC (Método 501.5)
  • Funcionamiento en bajas temperatura entre -32 a -21ºC

Análisis de la humedad del portátil, para esto el ASUS es sometido a una humedad del 95% durante 10 días continuo con una temperatura que fluctúe entre los 30 y 60ºC. F

Altitud (Método 500.5) , el Zephyrus S es capaz de funcionar a una altitud de cabina de 15 mil pies, permitiendo a los gamers continuar con sus juegos durante vuelos comerciales.

Portabilidad

Debido a su destacada delgadez, el ASUS Zephyrus S es bastante cómodo de llevar, ya que no genera mucho espacio y se puede cargar sin problemas en una maleta o una mochila para 15.6 pulgadas. Otro aspecto donde se destaca son sus 2.1 kilos, un peso bastante liviano para un equipo que posee prácticamente lo mejor en tecnología para realizar cualquier cosa, sumado a sus mecanismos de apertura, chasis con robusteza militar, etc.

Asus Zephyrus s - Diseño - 07 - Borde frontal

Así mismo, el cargador o fuente de poder es sorprendentemente pequeño para albergar sus 230W de potencia. Si bien resulta ser más abultado que el adaptador de un computador tradicional que genera en promedio 65W, es incluso, más pequeño que el incluído en otros modelos de la marca como es el caso del Zenbook Pro 15 de ASUS. Cabe señalar que toda la potencia del ASUS Zephyrus S se obtiene usando el cargador.

Continuando con la portabilidad, llegamos a una arista que no destaca con respecto a otras partes o piezas del equipo, es la batería. De todos modos, este es un elemento que no debería quitarnos el sueño ni alarmarnos bastante, ya que el objetivo de este portátil no es destacar en cuanto a la autonomía, sino que entrega potencia bruta. De igual forma, realicé pruebas con la batería de 4 celdas que incluye el dispositivo, logrando una autonomía de 2 horas y media utilizando el equipo de forma combinada (Netflix, navegar por la web, correos, ofimática, Spotify, etc.).

Complementando la batería, el ASUS Zephyrus S se carga de forma rápida con su fuente de poder estándar, logrando el 100% en 140 minutos. Sin embargo, algo que me gustó bastante es que también se puede cargar la batería mediante el puerto USB-C 3.1 de segunda generación. Lógicamente, no podremos sacar el 100% de rendimiento, pero, nos facilita la carga usando nuestro adaptador de teléfono con USB-C.

Conectividad

Vamos a comenzar con los puertos tradicionales, en el costado derecho el ASUS Zephyrus S posee un puerto USB de tipo A con velocidad 3.1 de segunda generación y compatible con USB 2.0. En el mismo costado hay un puerto combinado USB-C con especificación 3.1 de segunda generación, el cual permite conectar un monitor externo (compatible con 4K), cargar el equipo y la respectiva transferencia de datos.

Por el borde izquierdo, encontramos la entrada de alimentación para la fuente de 230W, un puerto USB-C 3.1 de primera generación, dos puertos USB 2.0 compatibles con 1.1, y el adaptador Jack de 3.5mm para soporte de audio y micrófono.

En la parte trasera, se ubica el puerto HDMI 2.0b para conectar interfaces multimedia de alta definición y una ranura de seguridad (conocida como Kensington). Cabe señalar que no posee slot para tarjetas SD o MicroSD.

Complementando la conectividad, el Zephyrus S posee Gigabit WiFi de doble banda (5GHz y 2.4GHz), y norma AC con MIMO de 2×2 cortesía de Intel. Igualmente, el equipo cuenta con Bluetooth 5.0 y no posee puerto Ethernet. De todas formas, ya no tiene sentido utilizar el anticuado cable de red RJ-45, debido a las grandes velocidades alcanzadas y la baja latencia que se consigue con el WiFi a la hora de, por ejemplo, jugar en línea.

Audio

Si hablamos del sonido que posee el Zephyrus S, se defiende bastante bien. Pese a no tener certificación de las marcas más reconocidas del mercado, se nota que ASUS ha realizado buen trabajo en esta materia, aunque no esperábamos menos por la gama de equipo que estamos analizando.

Entrando más al detalle, el computador incluye 2 altavoces con potencia de 2W, poseen una configuración más que balanceada con respecto a los tonos agudos y graves. De hecho, si colocamos música en formato FLAC, los tonos bajos se aprecian bastante definidos gracias a la tecnología Smart Amplifier. Colocamos el volumen al máximo y no escuché ninguna clase de distorsión.

Pasando al audio interno, el sonido es entregado por los controladores de Realtek HD Audio, entregando una gran calidad, volumen. Usé unos Sennheiser Momentum 2.0 in ear, escuché música en FLAC y el audio es una maravilla, ni siquiera fue necesario ecualizar. De igual forma, se realicé un par de llamadas por Skype y el audio entregado por el micrófono es bastante bueno.

Rendimiento del Zephyrus S

Después de analizar y revisar varios aspectos del equipo como el diseño, portabilidad y otros, pasamos a la sección que genera mayores expectativas, el rendimiento. Y como ya lo hemos dicho en oportunidades anteriores, este podría ser el factor decisivo para escoger uno u otro portátil Gamer.

Nuestro protagonista monta en su interior un procesador Intel i7 de octava generación, concretamente el modelo 8750H. Específicamente cuenta con seis núcleos, 9MB de memoria caché L3, y sus velocidades van desde los 2.2GHz con un uso normal, hasta 4.1GHz con tareas que demandan un mayor rendimiento. La variación en las frecuencias es gracias a la tecnología Intel Turbo Boost y es lo suficientemente rápido para correr todo tipo de tareas sin ningún retraso ni cuello de botella. Cabe resaltar que el sistema operativo que se incluye con el Zephyrus S es Windows 10 Home.

Pero pasemos a lo más interesante, veamos cómo se comporta el equipo con algo de estrés. Partiendo con las pruebas sintéticas, utilicé PCMark 10 debido a su completo catálogo de pruebas para comprobar el rendimiento del equipo bajo diversas circunstancias que son bastante bien simuladas. Por ejemplo, PCMark 10 hace pruebas de diversas tareas que realizaríamos con el equipo como inicio de aplicaciones, navegación en la web, video conferencias, escritura, procesamiento de macros con hojas de cálculo, edición de fotos, edición de video y renderización. Y el resultado es el siguiente:

El almacenamiento del ASUS Zephyrus S, está compuesto por una unidad SSD de tipo SATA M2 con 1TB de espacio. Es muy veloz en cuanto a lectura y escritura de datos, con velocidades de 3200 MB/s y 2300 MB/s respectivamente, es tan veloz que la carga del sistema operativo toma sólo cuatro segundos desde que se presiona el botón de encendido. Por supuesto, les adjunto la respectiva captura que muestra la prueba realizada con CrystalDiskMark en su revisión 6.0.2:

Si de la memoria RAM se trata, el portátil incorpora 24 GB del tipo DDR4 corriendo a 2666 MHz. Cabe señalar que, de los 24 GB hay 8 que están incluidos en la placa madre y el resto está en una ranura de 16 GB. Sumando el potente procesador, la rápida velocidad de almacenamiento y el abundante RAM, no nos encontraremos con cuellos de botella ni retrasos en el rendimiento general del sistema.

Ahora nos toca hablar de algo muy importante y que destaca al segmento Gamer sobre otros formatos de computadores portátiles, pues hablamos de los gráficos. El ASUS Zephyrus S lleva en su interior a una Nvidia RTX 2080 de 8GB, el actual monarca de la serie RTX en un formato portable (Max-Q Design).

Con esta GPU podremos ejecutar cualquier juego que se nos ocurra y podremos ejecutarlo en su máxima calidad. Además, el rendimiento gráfico es sobresaliente para realizar tareas pesadas como edición de video en 4K y renderización sin ningún problema. Como siempre, hemos realizado pruebas sintéticas con los bench 3DMark 2006 y el actual 3DMark, alcanzando los siguientes resultados:

Del mismo modo, instalé algunos juegos bastante pesados como el Wolfenstein II: The New Colossus, Player Unknown Battlegrounds (PUBG), GTA V, Doom 2016, entre otros. Todos han sido configurados en su calidad máxima y el resultado es realmente exquisito, ningún tipo de lag, artifacts o retraso. Cabe señalar que los juegos corrían perfectamente a 144 fps e incluso se podrían obtener más fotogramas, pero el límite en la tasa de refresco de la pantalla era la cota para mostrar la cantidad de fotogramas por segundo.

Conclusión

Luego de revisar detalladamente al ASUS Zephyrus S por un par de semanas, no cabe duda de que estamos frente a uno de los mejores (si es que no es el mejor) equipo Gamer que se puede adquirir en Chile. Su rendimiento, diseño y tecnología, hacen que este portátil sea la mejor solución para usuarios que se dedican al mundo de los videojuegos.

Con este portátil no sólo correrás de forma brillante todos los juegos que se vengan a tu cabeza, sino que puede desempeñarse para cualquier ámbito que requiera una gran carga de trabajo y potencia. Esto se debe a la perfecta coherencia y sincronía que encontramos en la CPU, GPU, RAM y Almacenamiento.

Y si dejáramos de lado el rendimiento, hay muchos factores que entregan un valor agregado al equipo como su gran delgadez y portabilidad, su complejo sistema de refrigeración, su pantalla Full HD de 144Hz, la certificación de grado militar que otorga resistencia a las caídas de hasta 76 centímetros y resistencia a temperaturas elevadas. Pese a su aceptable autonomía, de la que insisto, no su foco principal, cumple destacablemente en muchas aristas.

Podría estar listando un montón de características positivas que componen a este poderoso dispositivo, pero como siempre indicamos acá en Pisapapeles, es un equipo muy recomendado si cuentas con el dinero suficiente para comprarlo.

Disponibilidad

Finalmente, podrás adquirir al ASUS Zephyrus S en PC Factory a un precio sugerido de CLP $2.499.990.

Más noticias
Review Getac K120