fbpx

Review Asus ZenBook Pro Duo

Las pantallas dobles han sido toda una novedad en el mundo móvil. Sin embargo, en el mundo de la computación, los profesionales han hecho uso de dos o más pantallas desde hace mucho tiempo. Asus ha apostado por mezclar ambas tendencias. Así es como han lanzado equipos con una pantalla secundaria en el trackpad, pero solamente para algunos accesos directos y funcionalidades básicas.

En esta ocasión, probamos una apuesta radical por parte de Asus, pensada especialmente para aquellos profesionales que necesitan dos pantallas pero que además necesitan movilidad. El ZenBook Pro Duo no trae una simple pantalla en el trackpad con la que podrás controlar Spotify. Asus apuesta por una doble pantalla en un notebook para aumentar el espacio de trabajo. Una donde siempre y la otra justo entre la bisagra y el teclado. Todo eso con los componentes más potentes del mercado. ¿Será tan útil como parece? Muchas gracias a nuestros amigos de Asus por prestarnos el equipo.

Diseño

Al ser básicamente una estación de trabajo portátil, el ZenBook Pro Duo no es un equipo liviano. Sin embargo, no llega a grosores y pesos absurdos como las líneas gamer. Con 2,5 Kg. de peso, puedes llevarlo en la mochila, aunque al final del día preferirías dejarlo en un escritorio y moverlo cuando sea necesario. El tamaño es de 15 pulgadas, por lo que las dimensiones son tan exageradas. Tiene un grosor de 2,4 centímetros, los cuales e justifican por el potente hardware que tiene.

El acabado metálico es realmente premium. Este está disponible solamente en el color “Celestial Blue” o azul celestial.

Pasando a temas más ergonómicos, como se puede notar en las fotos, el teclado se ha desplazado a la parte inferior del computador, donde debería estar el trackpad. Este, a su vez, queda a la derecha del teclado. Puede sonar un poco Incómodo el no tener dónde apoyar las palmas de las manos al escribir. Y lo es. Es por eso que entre los accesorios incluyen un aditamento para apoyar las palmas que se sujeta por medio de imanes al computador. Si bien es algo extra que debes andar acarreando a todos lados, es un sacrificio que se debe hacer.

La bisagra que ahora incluyen todos los equipos de Asus hace que el computador tome un pequeño ángulo, haciéndolo un poco más ergonómico y agradable al momento de escribir.

El teclado es muy agradable, con una excelente estabilización, distribución y tamaño, logrando la misma velocidad y precisión que mi MacBook Pro. Asus ha hecho un excelente trabajo en ese sentido y ojalá se vea reflejado en los equipos de gamas más bajas.

El trackpad, al lado del teclado, es una de las cosas a las que cuesta acostumbrarse. Varias veces me vi yendo con el pulgar hacia abajo del teclado, buscando el trackpad donde no había nada. Sin embargo, luego de unos días ya no era tanto problema. Por supuesto, si utilizas el equipo para trabajo, estarás usando un mouse. Es imposible trabajar en programas como Autodesk Inventor con un trackpad. A su vez, esa misma superficie puede usarse como teclado numérico. No tendrás el feedback de una tecla real pero peor es nada. Por supuesto, Asus incluye un acceso rápido para desactivar el trackpad en caso de que te moleste.

Pantallas

Las pantallas son uno de los puntos fuertes en este equipo. La pantalla principal es una OLED con resolución 4K (3840 x 2160) de 15,6 pulgadas y bordes de 5 milímetros. Al ser OLED, de noche los bordes son prácticamente imperceptibles cuando estamos frente a muchas zonas con colores negros. La gama de colores es muy buena, con un excelente brillo sin tener problemas tanto de día al sol como en espacios cerrados. Esta pantalla es táctil, por lo que funciona tanto con los dedos como con el lápiz incluido.

La pantalla secundaria o “ScreenPad Plus” de 14 pulgadas es un poco diferente. Pasamos del OLED a una pantalla LCD estándar. La cobertura de la pantalla es mate, creando una textura tipo papel para hacer uso del lápiz. Esta cobertura mate también impide reflejos de la pantalla principal, logrando una mejor visión. Sin embargo, esta textura afecta enormemente la visión al sol o en lugares con mucha luz, haciendo casi imposible su uso. Su resolución es 4K en horizontal pero de 1100 pixeles en vertical (3840 x 1100).

Conectividad

La conectividad en un equipo de uso profesional como el ZenBook Pro Duo es algo pobre. Si tenemos una pantalla calibrada para edición de video o fotografía, uno esperaría que se incluyera, por ejemplo, un lector de tarjetas SD. Sin embargo, la falta de este puerto y ethernet te obligan a comprar los infames dongles para tener mejor conectividad.

Por el lado izquierdo tenemos el puerto de carga, HDMI y un USB 3.0.

Por el lado derecho tenemos otro USB 3.0, conector de audífonos/micrófono y un puerto Thunderbolt 3 USB C.

Como pueden apreciar en las imágenes, los grandes espacios de ventilación son los culpables de que tengamos poca conectividad. Un Intel Core i9 y una Nvidia RTX 2060 no se enfrían solos. Los componentes del a segunda pantalla también deben ocupar espacio al interior del equipo por lo que este sacrificio de puertos quizás fue necesario.

Este equipo cuenta con Bluetooth 5.0 y Wi-Fi 6, el nuevo estándar de Wi-Fi, prometiendo compatibilidad cuando ya estén disponibles routers con esta tecnología.

Portabilidad

El ZenBook Pro Duo, más que un notebook, es una estación de trabajo portátil. No es absurdamente pesada y grande como un Republic Of Gamers pero tampoco es liviano como un MacBook Air. Con 2,5 kg de peso, al final del día se sentirá dentro de la mochila. Sin embargo su tamaño es bastante agradable y cómodo para llevar.

Dependiendo de nuestro uso, la duración de la batería puede variar muchísimo. Si estamos usando ambas pantallas con edición de video, diseño 3D, renders, etc. la batería se ve reducida a apenas poco más de una hora, mientras que con un uso más leve podemos llegar a un poco más de 3 horas. Por esto es que lo considero más una estación de trabajo portátil más que un notebook. Ya reduciendo el brillo, apagando la pantalla secundaria y con tareas más livianas podemos acercarnos a las 7 horas que nos promete Asus.

Audio

En temas de audio, el ZenBook Pro Duo realmente se luce. Con una configuración estéreo firmada por Harman/kardon, los parlantes suenan claros y fuertes con excelentes bajos y sin hacer vibrar el chasis. Al llegar al volumen máximo la distorsión es casi nula. Muy buen trabajo de Asus.

Rendimiento

El rendimiento es uno de los elementos donde el ZenBook Pro Duo se luce, pero con algunos detalles. Las opciones varían entre un Core i9-9980HK de 2,4GHz., 8 núcleos con turbo hasta 5GHz., básicamente uno de los mejores procesadores móviles que podemos encontrar en el mercado, o un Core i7-9750H de 6 núcleos y menores frecuencias . Podemos elegir desde 8 hasta 32GB de RAM DDR4 a 2666MHz. Quizás no son lo más rápido (se puede llegar a 3000MHz. o más) pero son más que suficientes. La única opción de gráficos es una de las nuevas Nvida RTX 2060 con 6GB de memoria VRAM GDDR6. Un excelente caballo de batalla para cualquier tarea. Por último, en cuanto almacenamiento tenemos 256, o 512GB de SSD PCIe Gen3 x2 o 1TB de SSD PCIe Gen3 x4 con Intel Optane H10 para aumentar el rendimiento.

La versión que probamos fue la configuración más potente: Intel Core i9-9980HK, 32Gb de RAM, 1TB de almacenamiento y la RTX 2060.

Sin importar el programa o tarea que le exigiera, desde modelar un objeto en 3D hasta compilar un programa, no tuvo ningún problema. Los 8 núcleos y 16 hilos de trabajo son más que potentes. Probamos desde editores de código en simultáneo con documentación abierta en la pantalla secundaria, imágenes en Google Chrome con Autodesk Inventor abierto y no tuvimos nunca problemas en cuanto a la apertura de programas, archivos, etc. El ZenBook Pro Duo es realmente una estación de trabajo portátil.

Haciendo uso de la pantalla extendida ScreenPad+ podemos, por ejemplo, tener dos vistas simultáneas en Inventor, o activar la consola en Chrome sin perder espacio de visualización. Podemos también extender la ventana utilizando ambas pantallas. Esta pantalla secundaria también es ideal para dibujar, debido a que tiene una textura más mate, rugosa, simulando la de un papel.

Sin embargo, no todo es perfecto. Desde un punto de vista de software, hay varios problemas con el ScreenPad+. Por ejemplo, al cerrar la tapa, poner el computador en suspensión y volver a prenderlo, todas las ventanas que estaban en la pantalla secundaria vuelven a la principal, perdiendo la distribución. El software tampoco es el mejor, con una interfaz un poco tosca. Al extender una ventana, la barra de Windows tapa una franja de esta, impidiendo un uso normal. Y si activamos el esconder de forma automática la barra de tareas, cuesta volver a activarla debido a que el cursor para a la pantalla de abajo.

Por el lado del hardware, tenemos un problema un poco más grave. A pesar de tener dos salidas de aire lateral y hacer uso del ángulo que genera la pantalla para obtener aire frío por debajo, en pruebas sintéticas de carga el ZenBook Pro Duo automáticamente se ve obligado aa bajar su frecuencia debido a sobrecalentamiento. Mientras la frecuencia base del procesador es 2,8 GHz. con una frecuencia turbo de hasta 5GHz. en realidad, luego de algunos segundos, el procesador se mantuvo estable cerca de los 3,2GHz., frecuencia un poco superior a la base y muy por debajo de la turbo. Apagando el ScreenPad+, obtuvimos los mismos resultados.

Conclusión

En conclusión, el Asus ZenBook Pro Duo es una gran alternativa para aquellos creadores de contenido, artistas o ingenieros que necesitan dos pantallas al mismo tiempo en cualquier lugar y en un formato relativamente portátil. Su gran potencia te permitirá desde ver los modelos 3D más complejos a jugar los títulos más recientes. Su pantalla OLED 4K es excelente y el audio suena muy bien para ser un notebook. Sin embargo, los problemas de software, sobrecalentamiento y falta de puertos son puntos en contra que pueden asustar a más de uno. La pantalla secundaria es una buena idea, pero la implementación es pobre. La duración de batería es decente, pero varía mucho dependiendo del uso.

Con un valor de CLP $2.599.990 en Falabella por la versión probada, más que una buena opción es un gran experimento. Quizás futuras iteraciones valdrán la pena el precio.

Más noticias
Review cámara Sony RX100 VII