Review Asus Zenbook 14 UX434 2019

Asus ha entrado muy fuerte en el mercado de computadores de productividad, gamers y ultralivianos, de eso no hay duda. De hecho, nosotros hemos podido probar varios de estos dispositivos en estos meses, dejándonos una muy buena impresión en casi todos los casos.

Es justamente en el apartado de los ultralivianos donde la marca dio una declaración muy ambiciosa de diseño y ergonomía con el Zenbook, aunque por uno u otro motivo seguía quedando un paso atrás de los estándares de la industria: el Macbook de Apple y el XPS de Dell.

En esta nueva entrega el Zenbook 14 (respecto del modelo del año pasado) tiene algunos retoques en su diseño, además de renovar las funciones del MousePad interactivo que ya es propio de la marca. Estuve probando este computador por algunas semanas y ya estoy en condiciones de comentarles que me pareció.

¡Vamos con el review!

procesador
Intel® Core™ i7 8565U
memoria
16 GB LPDDR3 2133MHz SDRAM
almacenamiento
512GB PCIe® Gen3 x2 SSD M.2
grafica
NVIDIA® GeForce® MX250
bateria
3 Celdas 50 Wh
pantalla
14.0″ (16:9) LED-backlit FHD

Diseño

Si han tenido la oportunidad de probar el Zenbook 14 del año pasado (o de leer nuestro review, claro está), se encontrarán –en gran parte– con el mismo diseño. Yo quiero aplaudir a ASUS en este aspecto, ya que han logrado un diseño espectacular, elegante y atractivo a la vez, y me parece perfecto que opten por mantenerlo un par de generaciones.

Desde que comenzamos a utilizar el computador nos encontramos con detalles que son realmente deliciosos a nivel de diseño, como la rejilla superior que nos indica la marca y el modelo de este dispositivo. Por otro lado, el tamaño es –para mi– el equilibrio perfecto entre productividad y comodidad al momento de llevarlo a cualquier lado.

La guinda de la torta es la elección de colores que está tomando ASUS con estos dispositivos. El azul marino combina de forma perfecta con el dorado, resaltando aún más la elegancia del computador. Y dado que todo el foco es tener algo minimalista, la pantalla nos entrega una experiencia casi sin bordes, lo que logra el objetivo de tener un formato de notebook mucho más pequeña de lo habitual en una pantalla que nos entrega todo el contenido que necesitamos.

Al momento de abrir el computador, la parte inferior de la pantalla hace como una especie de soporte, el cual no solamente está pensado para mejorar la estética, si no que también ayuda a mejorar la ventilación cuando estamos en superficies planas. Si miramos el dispositivo una vez abierto, la verdad es que se ve genial, siendo quizás la única excepción la cantidad de huellas dactilares que quedan marcadas en la superficie (y con mucha facilidad).

Puertos

Pese a que el diseño de este computador es ultra simple, si lo miramos por los lados nos encontramos con una grata sorpresa para muchos usuarios: ¡tenemos muchos puertos! ASUS es una de esas marcas que no está de acuerdo con reducirlo todo a USB-C, por lo que también encontraremos un par de USB-A, un jack de 3.5mm, lector de tarjeta microSD, puerto HDMI y el conector de carga. Espera, ¿qué? ASUS, por favor incorporen la carga por USB-C al menos para la próxima generación.

Teclado

Pese a que no es simplemente algo que haya que destacar en el diseño, al menos para mi es muy importante hablar del teclado, de como luce y como se siente al escribir en el. El mejor respaldo para poder hablar de esto es que todo el review está escrito en el Zenbook 14.

El aspecto del teclado tiene mucho que ver con la misma esencia del computador: sobrio y elegante. ¿Y la parte práctica? La verdad es que es un teclado bastante cómodo para escribir, tiene una buena distancia de viaje de las teclas, sin caer en algo incómodo. El sonido que emiten las teclas es bastante bajo y no molesta al oído, incluso después de escribir por mucho tiempo.

Ah, sí, el teclado es retroiluminado, lo cual aporta bastante cuando la habitación está 100% oscura, pero no tanto en condiciones de baja luminosidad. Aquí creo que se debiese poner algo más de brillo o buscar la forma en que se pueda iluminar más cada tecla.

Pantalla y multimedia

Hablemos un poco de la pantalla. El Zenbook 14 tiene una panel IPS de 14″ con resolución FHD. Pero todos sabemos que a estas alturas las especificaciones no significan mucho, así que les comparto mi experiencia.

En resumidas cuentas es una muy buena pantalla, con colores bastante precisos y con ángulos de visión extraordinarios. Sí, se que eso no es algo que no se vea en otros competidores de la industria en este rango de precios, pero cuando las cosas se hacen bien hay que reconocerlo.

El nivel de brillo que alcanza también es bastante bueno, aunque sigue quedando –según mi perspectiva– un paso atrás del Dell XPS o de los nuevos Macbook. No me cabe duda que en las próximas generaciones es algo que veremos mejorar, pero hoy por hoy no podemos decir que tenga la mejor pantalla del mercado.

Eso sí, la experiencia multimedia en general es bastante buena, esto dado que los parlantes que integra (ni más ni menos que de Harman Kardon) se escuchan bastante bien y a un volumen super aceptable, incluso sin llegar a niveles muy altos de distorsión. Si quieres ver YouTube o Netflix en el Zenbook, la experiencia será más que buena.

MousePad

Una de las novedades que integra este dispositivo respecto del modelo del año pasado es el Touchpad inteligente. Ahora podremos ejecutar distintas aplicaciones desde esta segunda pantalla, como Spotify y algunas aplicaciones propias de ASUS, sobretodo algunas enfocadas a ofimática. Acá la idea está bastante buena, pero hay algunos “peros”.

Primero, las aplicaciones no están optimizadas para una pantalla de este tamaño, por lo que nos muestra la versión de escritorio de esa app pero reducida al tamaño del MousePad. Esto provoca, básicamente, que sea muy dificil leer el contenido que tenemos ahí y también nos lleva a equivocarnos varias veces al querer presionar algo con los dedos.

Yo aplaudo a ASUS por innovar e incluir estos avances en sus computadores. No me cabe duda que en un par de generaciones más serán cosas realmente útiles y que, seguramente, algunos competidores terminarán por copiarlas. Si me preguntan qué tan útil es en su estado actual: la verdad es que no tanto.

Rendimiento

Antes de hablar de números, hablemos de la sensación que entrega usar este computador. Como se podrán imaginar tras ver las especificaciones, esta máquina realmente vuela. Para el uso diario no me topé nunca con demoras ni programas que se quedaran pegados. La situación fue exactamente la misma cuando lo exigí con los programas más intensos, como Photoshop o Ilustrator, por ejemplo.

Bueno, la verdad es que nadie se debería sorprender con esto, dado que los ultralivianos de hoy en día han elegido una combinación ganadora: procesadores Core i7 de Intel, un SSD M2 PCIe de 512GB, 8GB de RAM y una ventilación bastante buena.

Pero detengámonos en esto un momento. Pese a que la ventilación es buena comparado con el resto del segmento, los computadores así de delgados siempre tienen algunos contratiempos con este aspecto. La verdad es que al exigir un poco más de lo normal el computador (y sobretodo en este verano, que está haciendo mucho calor), los ventiladores suenan muy fuerte. Sí, incluso en un par de ocasiones personas que estaban al lado mío me preguntaron: ¿qué es eso que suena?

¿Y para jugar?

Dado que el Zenbook 14 de este año tiene una gráfica de NVIDIA GeForce MX250, también quise hacer pruebas con juegos. Bueno, con juego. La verdad es que me gusta mucho jugar Overwatch, así que decidí instalarlo para que tal era la experiencia.

Una vez que instalé el cliente de Battle.net, corrí el juego y la experiencia en los menús ya se mostraba bastante alentadora. En resumidas cuentas, el juego corre bien, es súper jugable e incluso a ratos me mantuve pegado en los 60FPS. Sí, como podrán suponer la clave está en que la configuración del juego no está en lo más alto, pero si lo quieres usar para algunas partidas rápidas está más que bien.

Batería

Asus asegura que con este modelo podremos alcanzar hasta 12 horas de batería, aunque a mi con uso regular me dio algo así como entre 8 y 9 horas, lo cual sigue siendo estupendo. Ojo, cuando me puse a jugar la duración de la batería se redujo considerablemente, así que si ese es el uso que le quieres dar, deberías tener considerado andar con tu cargador en la mochila.

Para los más exigentes, tuve siempre el computador en modo “Mejor rendimiento”, y las aplicaciones que uso regularmente son Chrome, Spotify, Telegram y Outlook, además de ejecutar de vez en Photoshop y Lightroom.

Ahora, cuando lo utilicé para jugar, la batería se redujo considerablemente, otorgando alrededor de 6 horas de uso mixto (jugando y luego trabajando). Creo que no habrá problema en salir sin cargador un día, pero tampoco creo que podamos hacerlo costumbre.

Conclusión

Acá viene la pregunta del millón: ¿deberías comprarte este computador? La respuesta, para mí, es sí. No, no es por su TouchPad inteligente, que ASUS anuncia con bombos y platillos (aunque sin duda será el estándar en un futuro cercano), si no que por todo el resto de las cosas. Este computador cumple con todas las casillas que requerimos en un buen portátil: buena pantalla, buena batería, buen rendimiento y un diseño exquisito (y tremendamente portable).

Sí, lo sé, no es barato. Pero tampoco son baratos el resto de los dispositivos con los cuales compite. Creo que ASUS se ha ganado muy merecidamente el ser una opción al momento de comprar un computador de gama alta, a punta de innovación y consistencia.

Si te interesa ir por el nuevo Zenbook 14, deberíamos poder encontrarlo en Falabella, aunque al momento de escribir este review no había stock disponible. Ya estamos preguntando a ASUS para que nos actualice con esta información.

Más noticias
Primeras impresiones iPadOS 14