Review Apple MacBook Pro M2

Introducción

El lanzamiento de un nuevo producto siempre debe ser justificado por un avance tecnológico o alguna innovación que haga que el producto valga la pena. Si bien el MacBook Pro M2 es un gran producto, mantiene en gran parte (si no todas) las especificaciones del modelo 2020 con M1. A pesar de esto, ¿sigue valiendo la pena? Vamos a ver.

Especificaciones

  • Procesador: Apple M2 (8 núcleos de CPU, 10 núcleos de GPU)
  • RAM: 8GB (Hast 24GB)
  • Almacenamiento 256GB (hasta 2TB)
  • Pantalla: IPS de 13,3 pulgadas, 2560×1600 pixeles, True Tone, 500 nits de brillo máximo
  • Tamaño: 30,41cm ancho, 21,24cm profundidad, 1,56cm altura
  • Peso: 1,4Kg
  • Webcam 720p

Diseño y pantalla

En diseño y pantalla podría copiar y pegar todo lo que dice el review del MacBook Pro M1 y no tendría que cambiar absolutamente nada. Es más. Sin ver la descripción en la parte inferior o abriendo la sección de “Acerca de este Mac”, es imposible saber si estás frente a un M2 o un M1.

Se mantiene el diseño de 13 pulgadas, con parlantes pequeños en los laterales del teclado. El teclado sigue siendo el mismo, con un viaje muy agradable. Atrás quedó la era oscura de esos teclados con poco viaje que hacían doler los dedos después de un rato.

Desafortunadamente Apple sigue insistiendo con el Touch Bar, una idea que, si bien en su momento fue novedosa, no viene a solucionar ningún problema en realidad y termina molestando más que ayudando al flujo de trabajo de los programas que usemos en el Mac.

Con un grosor de 1,56cm y 1,4Kg de peso, este es un equipo bastante liviano que podrás llevar a todos lados sin problemas.

La pantalla de 13,3 pulgadas IPS con resolución de 2560×1600 pixeles, 60Hz. y hasta 500 nits de brillo sigue siendo la misma del modelo del año 2020. No tendrás la profunidad, tasa de refresco variable ni contraste de los macBook Pro de 14 o 16 pulgadas, pero es más que decente para utilizarlo en cualquier ambiente.

El trackpad gigante al cual ya estamos acostrumbrados sigue ahí. Una fórmula que funciona excelente y que Apple no debería tocar nunca más. “Si no está roto, no lo arregles”.

Conectividad

En cuanto a conectividad, tenemos los mismos dos puertos USB-C al lado izquierdo mientras que por el lado derecho solamente está el puerto para audífonos de 3,5mm. A diferencia del MacBook Air M2, el MacBook Pro M2 lamentablemente no trae MagSafe por lo que ya pierdes uno de los dos puertos USB-C si quieres cargar el equipo, cosa que en realidad no harás muy seguido por su gran batería y cargador más potente. El cargador de este nuevo modelo aumenta de 61 a 67W por lo que debería cargar un poco más rápido.

En el apartado de conectividad inalámbrica se mantiene el estándar WiFi-6 y Bluetooth 5.0, algo que ya viene siendo común desde hace un par de años atrás.

La Webcam sigue siendo la misma de apenas 720p. Sin embargo se ha refinado un poco más el procesamiento de imágen para lograr “salvar” algo más la calidad de imágen.

Software, rendimiento y batería

En el apartado de software y rendimiento, en tareas livianas no se nota ninguna mejora respecto al modelo del 2020. Las aplicaciones cargan de forma rápida, la edición de fotos y video se hace de forma rápida y fácil sin aumentar la temperatura drásticamente. Es más, en todo el tiempo que lo he usado el ventilador no se ha encendido en ninguna ocasión y la temperatura no ha alcanzado niveles molestos.

Aparte de un aumento en rendimiento general, el nuevo procesador M2 aumenta la cantidad de núcleos de GPU de 8 a 10 por lo que si trabajas con modelos 3D o desarrollo de videojuegos probablemente verás un gran aumento en rendimiento. Algunos benchmark an llegado incluso a superar lo previsto por Apple en cuanto a mejoras de rendimiento.

La versión de macOS instalada es macOS Monterey (12.5.1) la cual funciona bastante bien. Ya con macOS Ventura a la vuelta de la esquina, obviamente este será uno de los equipos compatibles para actualizar. La duda es ¿cuándo dejarán de dar soporte a los Mac con procesador Intel?

La integración con otros productos Apple como el iPad para usarlo como segunda pantalla o poder copiar y pegar contenido desde un iPhone funcionan excelente. La única funcionalidad que a veces no funcionaba del todo fue el poder controlar el iPad usando el trackpad del Mac. Cuando funcionaba, andaba excelente. Cuando funcionaba.

Aún quedan ciertos programas que no se han migrado a la arquitectura ARM. Sin embargo son pocas las que van quedando y su rendimiento no se ve afectado en gran parte.

Si necesitas programas que corran en Windows, lamentablemente ni este ni cualquier otro MacBook Pro con procesador ARM es para ti. La única opción para virtualizar es Windows para ARM, la cual no será compatible con tus programas para arquitectura x86-64.

Conclusión

Si bien la nueva “era” de Apple con procesadores ARM hace que su rendimiento y eficiencia energética sean bastante superiores en varios aspectos a su competencia, aquí parecen haberse decidido por no innovar y literalmente tomar un diseño antiguo y ponerle un procesador más rápido. Mientras por un lado tenemos el nuevo MacBook Air M2 con un diseño mucho más atractivo, mejor pantalla y mejor conectividad, aquí estamos literalmente frente a un computador de hace 2 años, que ya tenía algunas falencias, solo que con un procesador más nuevo, sin corregir aquello que me llevó a seguir esperando a que Apple sacara la fórmula perfecta entre potencia, portabilidad y conectividad.

Entonces ¿debería comprar un MacBook Pro M2? La respuesta a esto siempre es depende, pero en este caso en específico la mayoría de las veces es no. Si ya tienes un MacBook Pro M1 de 13 pulgadas, no vale la pena el salto. Te encontrarás con los mismos componentes de tu computador actual, exceptuando un procesador más rápido que, si no trabajas en tareas de uso intensivo de recursos, ni lo notarás. Si tienes un MacBook Air M1, es mejor que vayas por el MacBook Air M2. Tiene mejor diseño, MagSafe, mejor pantalla y te olvidas de sufrir con el TouchBar. Si tienes un MacBook con procesador Intel que quieras renovar o si quieres dar el salto a Apple sin gastar una fortuna en un M1 Pro, puede ser una excelente opción de entrada si también necesitas algo más de potencia que un M2 Air.