fbpx

Qué es Dolby Atmos y su uso en teléfonos móviles

La tecnología de Dolby Atmos ya lleva unos cuantos años en el mercado del sonido, y se encuentra presente en el cine, home theatres, y ahora último en computadoras y teléfonos móviles. Como el CES y el Mobile World Congress ya se encuentran a la vuelta de la esquina, es una buena idea darle una repasada a esta tecnología, la cual se espera que llegue a más dispositivos (móviles y no) durante este año.

Durante los últimos años hemos visto teléfonos como el Samsung Galaxy S9 como uno de los dispositivos móviles que cuentan con esta tecnología presente, y si bien el efecto conseguido es el casi el mismo, la aplicación es totalmente distinta a como se hace en el caso de un cine convencional. A continuación veremos qué es Dolby Atmos y cómo se aplica en los teléfonos móviles, ojalá de la forma más corta y simple posible:

Sonido envolvente a otro nivel

Es probable que más de alguna vez te haya tocado experimentar alguna película que cuente con sonido Dolby Atmos. Los contenidos multimedia que cuenten con este tipo de sonido envolvente se caracterizan por ser bastante inmersivos, como si el sonido se moviera alrededor tuyo, incluso desde arriba a abajo.

Para conseguir este efecto, Dolby utiliza, además de diversos canales, los llamados “objetos”. Estos objetos de audio pueden ser cualquier sonido (un grito, el ruido de un motor acelerando, etcétera) que se mueve en un espacio tridimensional virtual (que en el fondo, representa la sala en donde se está reproduciendo dicho audio).

La gracia de esto es que los cineastas tienen la libertad de mover estos objetos a través de este espacio tridimensional coordenado (es decir, de la forma vectorial x, y, z), por lo que no se encuentran limitados por los canales de sonido disponibles para poder aproximar el “lugar” donde se va a reproducir el audio. Esto permite que cada sonido sea posicionado de la forma más precisa posible para que el espectador de la película lo perciba de la forma más realista posible. Se pueden utilizar hasta 128 objetos de audios simultáneamente, y cada uno de estos cuenta con sus respectivos metadatos que nos dan su ubicación en el espacio.

Para poder conseguir este efecto, los cines utilizan múltiples canales de audio (altavoces), entre los cuales los más importantes son aquellos que se posicionan en el techo, para así poder concretar el desplazamiento vertical del sonido.

El desafío de los teléfonos móviles

Los teléfonos móviles cuentan o con un parlante monoaural (un solo canal), o en formato estéreo (dos canales de audio), por lo que claramente la forma aplicada a los cines no va a aplicar para este tipo de dispositivos.

La psicoacústica es un tipo de estudio científico que verifica el cómo nosotros percibimos el sonido. Los ingenieros de Dolby recurrieron a esta rama de la neurociencia para poder realizar un port de esta tecnología al mundo móvil. En particular, se utiliza la función de transferencia relacionada con la cabeza (cuyas siglas en inglés son HRTF), el cual es un modelo matemático que permite describir la diferencia en la forma en que sonidos provenientes de diversas partes llegan a nuestro oído.

La HRTF se aplica en el marco de que cada persona percibe de manera distinta un sonido. El tamaño de nuestra cabeza, torso, orejas, entre varias otras cosas más, son factores que provocan una diferencia entre el sonido percibido entre un oído y otro. Esta diferencia permite que nuestro cerebro pueda determinar de donde proviene el sonido, sin que necesariamente estemos viendo con nuestros ojos la fuente que la emite.

Como mencioné anteriormente, cada uno de estos objetos de audio cuentan con sus respectivos metadatos de posición, por lo que el procesador de Dolby Atmos — presente en los dispositivos que son compatibles — utiliza los HRTF en estos metadatos para recrear este efecto envolvente o en 3D tan solo utilizando parlantes o audífonos en formato estéreo. Es como si estuviésemos “engañando” a nuestro cerebro.

No obstante, en el caso de los parlantes de nuestro teléfono, se realiza otro proceso intermedio que permite eliminar la diafonía (fenómeno que se genera por una interferencia o perturbación entre dos canales, en el cual un sonido proveniente de un canal se pasa al otro) existente entre el altavoz y nuestro oído. Después de eso, se aplican las HRTF para poder generar el “movimiento” de los objetos de audio.

Por supuesto que para poder utilizar el máximo potencial de Dolby Atmos, se requiere tener contenido (películas, música…) codificado en dicha tecnología, de lo contrario, no se podrá apreciar mejoras sustanciales en la calidad general.

Obviamente que existen mayores detalles sobre el funcionamiento general de Dolby Atmos. Aquí cubrí lo básico, y espero haberlo hecho de la forma más simple posible, pues no es un tema fácil de aterrizar.

Con información de Dolby