fbpx

OpenSignal determina que Ecuador tiene el 4G LTE más rápido de América Latina

La organización OpenSignal nos trae un nuevo estudio de elaboración propia más que interesante, en este caso han realizado un sondeo a nivel mundial acerca del estado de la velocidad y disponibilidad de la conectividad 4G en el mundo.

El informe abarca más de 50.000 millones de mediciones establecidas a nivel mundial en base a más de 3.800.000 de dispositivos de pruebas. Estas estadísticas fueron tomadas en cuenta en el período que abarca desde el 1° de julio de 2017 hasta el 1° de octubre del mismo año.

A continuación, pasaremos a darte a conocer los datos más relevantes y curiosos, acompañados de unos comentarios y conclusiones complementarias.

No obstante, antes de ello, creo que es bueno hacer una pequeña pero importante aclaración desde el comienzo: OpenSignal considera para la conectividad 4G únicamente a la LTE, es decir, deja de lado aquellas otras como HSPA y demás que ciertas operadoras o demás organismos sí suelen incluir aquí. Ahora sí, pasemos a los resultados.

Disponibilidad en 4G

El primer apartado tiene que ver con la disponibilidad en 4G. Como siempre, la organización responsable del documento define a qué se refieren con esto:

En lugar de medir la cobertura geográfica, la métrica de disponibilidad de OpenSignal rastrea la proporción de tiempo que los usuarios tienen acceso a una red en particular.

Si enfocamos nuestra vista en el primer gráfico vemos a Corea del Sur como el país predominante con un 96,69%. De manera destacada, le siguen en orden descendente estos territorios:

  • Japón con el 94,11%
  • Noruega con el 88,66%
  • Hong Kong con el 87,23%
  • Estados Unidos con el 86,94%

Pero, ¿y qué pasa con América Latina? Para eso tenemos que comenzar a fijarnos en la mitad de la gráfica. Tratando de simplificar un poco las cosas, hemos hecho unas capturas más claras al respecto:

Uruguay es la nación de nuestra zona con mayor disponibilidad al llegar al 78,15%. Si bien es un número ciertamente llamativo, lo cierto es que dista con los países que mencionamos al comienzo de esta sección.

Siguiendo con las menciones de Latinoamérica, en la tabla encontraremos a estos otros integrantes:

  • Perú con el 75,09%
  • México con el 73,5%
  • Panamá con el 71,66%
  • Argentina con el 70,97%
  • Bolivia con el 70,71%
  • Guatemala con el 65,88%
  • Colombia con el 65,19%
  • Chile con el 65,08%
  • Costa Rica con el 60,43%
  • Brasil con el 59,31%
  • República Dominicana con el 58,5%
  • Ecuador con el 46,07%

Ahora bien, ten presente que en ese orden que te acabamos de dar se omiten otros países, los que no son de nuestra zona.

Mapa global en disponibilidad en LTE

En la imagen superior a estas líneas puedes visualizar una captura de un mapa interactivo que OpenSignal elaboró. Los países que están en gris son los que NO fueron considerados en su informe, luego establecieron una escala de intensidad para el resto como referencia a su velocidad en 4G. Los que tengan un tono más oscuro son los más destacados, por ejemplo yo seleccioné Corea del Sur, es por eso que aparece en naranja.

En otras palabras, es una interfaz diferente para visualizar de manera más didáctica y dinámica lo comentado recientemente.

Tratando de tener un alineamiento en este artículo, decidimos hacer unas capturas aparte para Latinoamérica:

Velocidad en 4G

El otro ítem central del informe se refiere a la velocidad en la conectividad LTE. Vale la pena citar la siguiente aclaración de OpenSignal:

La velocidad 4G de un país puede depender de muchos factores: cuánto espectro se dedica a LTE, si ha adoptado nuevas tecnologías 4G como LTE-Advanced, qué tan densamente se construyen las redes y cuánta congestión hay en ellas. Sin embargo, en general, los países con las velocidades más rápidas tienden a ser los que han construido redes LTE-Advanced y tienen una gran proporción de dispositivos con capacidad LTE-Advanced.

Pasando a los números en sí y según lo arrojado por la gráfica debajo del subtitulo correspondiente, Singapur es el más veloz del mundo con 46,64Mbps y le sigue de manera muy cercana Corea del Sur con 45,85Mbps.

América Latina

Al igual que antes, decidimos separar del listado global a los países de Latinoamérica. Ecuador es el único que está en la parte alta de la tabla menester a sus 26Mbps, pero en cuanto al resto tenemos que fijar nuestra mirada recién en el medio de las posiciones.

Es así como completan el listado de América Latina los siguientes países, ordenados de manera descendente:

  • México con 22,03Mbps.
  • Brasil con 20,34Mbps.
  • Colombia con 19,28Mbps.
  • Guatemala con 17,87Mbps.
  • Perú con 16,8Mbps.
  • Chile con 16,45Mbps.
  • Bolivia con 14,76Mbps.
  • Uruguay con 14,34Mbps.
  • Panamá con 12,89Mbps.
  • Argentina con 11,82Mbps.
  • Costa Rica con 6,98Mbps.

Destacamos a México, quien posee tanto una buena velocidad como disponibilidad en 4G, una de las pocas naciones de nuestra zona en estar de manera equilibrada en el ranking.

Por otro lado, como curiosidad personal, me llamó mucho la atención ver a Estados Unidos en la parte baja del gráfico con sus 13,98Mbps de media. Estamos hablando de uno de los países más desarrollados del mundo, aunque por lo visto no lo debe ser tanto en este sentido.

Mapa global en velocidad en LTE

Al igual que en un caso anterior, puedes visualizar una captura de un mapa interactivo referente a la velocidad global en 4G. Tiene las mismas consideraciones en cuanto a colores e intensidades, es decir, los grises son países que están excluidos y el resto se diferencia por su claridad. Nuevamente escogí a Corea del Sur, por eso aparece en naranja otra vez.

Para seguir con la misma estructura, también dedicamos un par de ilustraciones para América Latina:

Velocidad por tecnología inalámbrica

En el gráfico colocado encima de estas líneas se visualiza un gráfico comparativo de la velocidad promedio de descarga global de las principales conexiones móviles, y dentro de ellas OpenSignal aclara qué categorías incluye en cada una:

  • 2G: GSM y CDMA 1X.
  • 3G: UMTS, HSPA y CDMA EV-DO.
  • 4G: LTE.

En cuanto al Wi-Fi no hicieron referencias puesto que no era necesario, por lo visto no discriminaron las versiones (b, g, n, etc).

Viendo los resultados en sí, es curioso ver que el 2G siga presente aunque sea con 0,1Mbps. También llama la atención que en Wi-Fi se logren 9,9Mbps; una velocidad menor que los 16,6Mbps en 4G; aunque superior que los 4,4Mbps en 3G.

La velocidad en LTE disminuye en detrimento de su disponibilidad

Luego de haberte dado una avalancha de números y estadísticas en bruto, es momento de ponernos (aún más) en contexto. En otras palabras, si tomamos en cuenta estos resultados y los comparamos con el informe de junio pasado de OpenSignal se puede afirmar que el crecimiento en la velocidad en 4G se ha estancado a nivel global. Es más, la empresa del estudio creía que en el de ahora veríamos países que lleguen a los 50Mbps, pero quizás esto no suceda hasta más adelante.

A modo de comparación rápida, en junio del presente año 14 países promediaron descargas en LTE a 30Mbps, pero ahora ese número se redujo a trece (uno menos). Y de los 45 países que hace seis meses registraron conexiones 4G a 20Mbps o más, ahora son 42 los que permanecen en la nueva lista.

Algo irónico es decir que el promedio mundial de descargas de LTE aumentó levemente desde los 16,2Mbps a los 16,6Mbps. Esto se da principalmente a que los ubicados en la parte baja de la tabla sí siguen incrementando su velocidad de manera significativa.

A pesar de no haber crecido en velocidad, sí se pudo hacerlo en disponibilidad. De los 77 países tomados en cuenta, cincuenta han superado el 70% de disponibilidad. En contrapartida, en el informe anterior ese hito era para treinta y tres naciones.

OpenSignal cree que todo este proceso en general se produce así debido a que los participantes más desarrollados han focalizado sus esfuerzos en la construcción de su infraestructura en LTE-Advanced y ahora quieren atraer a los usuarios al uso e implementación de ésta. Por su parte, los países en desarrollo están promocionando a que las conexiones dominantes pasen — de una vez por todas — del 3G al 4G ya que han hecho un buen desembolso de capital e instalación de infraestructuras.

A pesar de que en varios territorios la velocidad en LTE no haya aumentado eso no quiere decir que la experiencia se empeoró. O sea, cuanta más disponibilidad en esta conexión hay, mayor será el número de personas que pasen conectadas en ellas. Sobre esto último OpenSignal pone de ejemplo — ni más ni menos que — a Chile:

Chile es un buen ejemplo de esta tendencia. En nuestro informe del estado de las redes móviles en Chile encontramos que las velocidades de LTE habían disminuido significativamente en el espacio de 12 meses, coincidiendo con una gran ola de adopción de 4G. El regulador chileno Subtel informó un crecimiento del 162% en las conexiones 4G en 2016, y esos nuevos usuarios están compitiendo por el ancho de banda en las redes LTE de Chile, reduciendo las velocidades promedio de 4G. Pero también medimos incrementos dramáticos en la disponibilidad 4G de la mayoría de los operadores de Chile. Con el servicio LTE más accesible en todo el país, las velocidades típicas de datos móviles en general aumentaron a medida que los consumidores pasaban menos tiempo conectados a redes lentas de 3G.

 

Vemos patrones similares a los de Chile en muchos países, especialmente en las regiones en desarrollo donde los operadores todavía están expandiendo sus redes LTE y moviendo a sus clientes a los servicios 4G.

¿Mercado maduro o conformista?

Para finalizar, y a modo de síntesis, OpenSignal considera que esta disminución de la velocidad en 4G puede seguirse produciendo en futuros informes suyos, pero la disponibilidad será quién gane cada vez más partida.

La consultora lo toma a esto como un claro reflejo de que el mercado llegó a un punto de inflexión en los países más desarrollados. Quizás también pueda considerarse en cierto punto como que el mercado está comenzando a madurar, pues tener 45,85Mbps con una disponibilidad de más del 90% en el caso de Corea del Sur es un logro que más de una nación debe estar envidiando sin duda alguna.

Sin embargo, si bien esas cifras son realmente buenas, en el caso de América Latina la realidad es que aún queda mucho por hacer. Por ahí vimos algunas excepciones como la velocidad de Ecuador o la disponibilidad de Uruguay y Perú, o la buena correlación de México en ambas categorías, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos los territorios de nuestra zona están desde la parte media del ranking hacia abajo.

Es necesario que los esfuerzos, inversiones, infraestructura y desarrollo en LTE sigan su curso y evolución hacia el LTE-Advanced. Además, y como ya lo señalamos en otra ocasión anterior, tampoco hay que dejar de lado que se nos viene la era del 5G y el internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Las conexiones móviles no paran de evolucionar y las necesidades no dejan de diversificarse, así que es momento de seguir aspirando hacia un futuro de mayor velocidad y disponibilidad. Veremos dónde se ubicarán los países de Latinoamérica de aquí en un futuro (no tan) lejano.

Fuente: OpenSignal
Más noticias
Samsung presenta un sensor para smartphones de 108 megapixeles