La Policía de Los Angeles consiguió hackear un iPhone 5S sin la ayuda del FBI

A pesar de que la polémica Apple-FBI ya está llegando a su fin, el día de hoy salió un nuevo reporte que indica que el Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD) consiguió acceder a un iPhone 5S el cual –supuestamente– es más seguro que el 5C que logró hackear el FBI.

El iPhone pertenecía a la esposa del actor Michael Jace, quien fue asesinada por él mismo en Mayo de 2014.  Este dispositivo pudo ser hackeado gracias a un experto forense dedicado a la telefonía móvil, el cuál pudo encontrar un método para poder burlar todos los sistemas de seguridad del teléfono y de iOS.

De momento no sabe en qué versión de iOS se encontraba el equipo, ni tampoco el procedimiento utilizado para acceder al dispositivo.

Este hecho sucedió en plena demanda del FBI contra Apple, específicamente el 18 de marzo de este mismo año, o sea, mucho antes de que el FBI lograra acceder al iPhone 5C del terrorista que perpetuó los ataques en la ciudad de San Bernardino. Esto pone absolutamente en duda el actuar de los federales. Parece casi inconcebible que el LAPD haya tenido la solución mucho antes que el FBI la encontrara.

Fuente: 9to5Mac

 

Más noticias
Samsung podría mostrar su nueva experiencia con Wear OS el 28 de junio durante el Mobile World Congress 2021