HMD Global vendió 70 millones de teléfonos Nokia

Gran noticia para una mítica marca, todo de la mano de una buena empresa como HMD Global que está demostrando el saber perfilarse como la gran responsable.

Para quienes no lo sepan y/o recuerden, hace algo más de dos años Nokia anunciaba su vuelta al mercado de la mano de HMD Global. Esta última decidió licenciar tanto la marca como las patentes de la primera. Eso, además de estar conformada por ex ejecutivos de la tan reconocida y recordada compañía finlandesa de celulares y telecomunicaciones.

Tampoco podemos dejar pasar por alto que a fines de agosto de este mismo año arribó de forma oficial a Chile.

Pero, lo central a contarte de aquí en adelante radica en un hito y en el horizonte que se vislumbra para estas dos empresas que trabajan en conjunto.

70 millones de teléfonos Nokia

En sus poco más de dos años de trayectoria, HMD Global logró comercializar 70 millones de teléfonos Nokia. Esto abarca tanto smartphones como feature phones (teléfonos básicos).

De ese número, 56 millones de unidades corresponden a ventas realizadas a hombres mayores de 35 años, con previo conocimiento de la firma.

De manera complementaria, la organización admitió que sus dispositivos más económicos constituyen la principal fuente de ingresos. En cambio, sus terminales más punteros no tuvieron el desempeño que esperaban, aunque no por ello es para desmerecer.

Según informaron, actualmente el Nokia 6.1 es el smartphone más vendido en cuanto a su repertorio de aparato “más novedosos”, por así decirlo. También destacan el gran hype que ocasionaron los Nokia 3.1 y Nokia 7 Plus.

A por la gama media-alta

Dando predicciones y comentando sobre el horizonte al porvenir, en HMD remarcan que quieren fortalecer la posición de la marca Nokia en el segmento de los smartphones de entre 300 y 400 euros. Incluso, manifiestan el querer dirigirse a un público más joven con diversas campañas de marketing.

No obstante, también enfatizan que el objetivo para 2019 es consolidarse en lo que se denomina el rango medio superior (upper-midrange) del mercado. Ante esto, es inevitable pensar en aquel gadget filtrado como Nokia 9 con 5 cámaras traseras. Y más aún si tomamos en cuenta la compra de la también mítica PureView.

Si bien la empresa es consciente de que hasta el momento no han presentado nada innovador ni extremadamente trascendental, lo cierto es que la innovación es un término esencial a considerar para 2019. Es así como para los años 2020 y 2021 esperan mostrar buques insignias realmente atractivos, llamativos y novedosos.

Por otro lado, también informan que invertirán más recursos en mejorar el servicio de atención al cliente y el deseo de construir una mejor comunidad en línea.

De manera adicional, se lanzarán más accesorios para sus propios teléfonos, cuestión de así crear un mayor ecosistema.

Para sus futuros equipos, la idea es continuar con la misma estrategia en nomenclatura a la hora de colocarles un nombre. Es decir, y a modo de ejemplo, el sucesor del Nokia 6.1 será Nokia 6.2, luego le seguirá el Nokia 6.3, y así sucesivamente.

Pero, un detalle a no dejar escapar radica en que la compañía declaró que, al menos por ahora, no tiene intenciones de reivindicar ningún teléfono retro como lo hizo con el Nokia 3310. Como así tampoco planean fabricar un smartphone orientado al mundo gaming en el corto plazo.

Fuentes: Phone Arena [1] – Phone Arena [2]

6 Comentarios Unirse a la conversación →