fbpx

General Magic, la historia de un fracaso que cambió al mundo

Silicon Valley está lleno de múltiples historias que nos evocan los deseos que cada startup, cada empresa y cada equipo de ingeniería tiene en este ecosistema: cambiar el mundo. Todos están convencidos que – de una u otra manera – lo están haciendo; sin embargo, pocos realmente lo logran. El documental que nos muestra la historia de General Magic nos cuenta una de esas historias.

Quizás sea aventurado decir que General Magic era una startup, pues juntó a algunos de los mejores ingenieros de Apple – básicamente, el núcleo del equipo tras el exitoso Macintosh – junto a otros que posteriormente serían personas muy influyentes de la industria, y los financió para pensar y desarrollar un nuevo concepto que cambiaría el mundo: un dispositivo pequeño, táctil y de bolsillo que permitiría a las personas comunicarse, recibir mensajes, correr aplicaciones y ejecutar tareas que antes sólo se podían hacer de forma presencial. ¿Suena conocido?

Esta es la historia de un equipo que trabajó a comienzos de los 90 en una visión que permearía hasta hoy el concepto que tenemos respecto de las comunicaciones personales, moldeando así el desarrollo de lo que más tarde sería el aparato más influyente de los últimos 30 años: el smartphone.

General Magic nos muestra en una hora y media las historias de los consagrados y de los que llegaban a aprender, en un relato de pasión, innovación en su máxima pureza, hype, liderazgo (y la consecuencia de la falta del mismo), despilfarro, la falta de límites entre trabajo y la casa, y todo lo que ocurre cuando tus ideas no toman en cuenta el contexto en que se desarrollan.

El documental del auge y caída de una de las empresas más importantes del Valle de Silicio, pero de la que probablemente nunca supiste mucho.

Incluso tras caer estrepitosamente, General Magic relata cómo un grupo de personas trabajaron en la misma oficina para llevar adelante la tarea más difícil que cualquier equipo pueda enfrentar: adelantarse al futuro y crearlo. Y cómo en el camino desarrollaron toda clase de otras ideas que marcaron el devenir de la sociedad tecnocénctrica en que estamos inmersos.

No es una historia nueva, pues este filme es de 2018, pero igualmente es una historia sencilla y muy inspiradora. Totalmente recomendable.

Disponible en algunos servicios de streaming.

Más noticias
Huawei arroja pistas sobre qué nos presentará el 24 de febrero