Cable submarino Asia-Pacífico recibe ofertas de financiamiento locales, europeas y asiáticas

Tras su anuncio, el 2018, más de una vez hemos hablado del proyecto de cable submarino que busca unir Chile con Asia, o al menos esa era la intensión inicial. Lo anterior, cambió luego del estudio realizado por el consorcio “Telecommunications Management Group Inc.” y “WFN Strategies LLC, el cual determinaba una mayor viabilidad del trazado con una parada en Nueva Zelanda y teniendo como llegada final: Australia. Más tarde, la misma subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), informó que Japón se uniría al proyecto tras la construcción de un trazado, propio, con Australia el que sería conectado con el cable chileno en ese país de concretarse el proyecto.

Una vez realizado el estudio, y comenzar con los planes de búsqueda de socios en Latinoamérica para aprovechar la capacidad del cableado, empezaron a llegar las ofertas económicas. La primera en ser conocida fue la de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional (FDC), firma de Estados Unidos que busca financiar proyectos de países emergentes.

Hoy, Pulso publicó nuevos nombres de diferentes entidades financieras que habrían presentado, de manera formal, sus propuestas a Subtel para financiar el ambicioso proyecto. Sólo hasta septiembre la autoridad había recibido 17 propuestas, las que siguieron llegando después.

Entre las que figuran en el listado se encuentra el grupo local BCI, el Asian Infraestructure Investment Bank (AIIB), Japan Bank for International Cooperation (JBIC), Korea Bank Asset Management (KBAM), Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC), Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG) y Korea Development Bank (KDB). Así como también el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), BNP Paribas, BBVA, The Carlyle Group, el grupo francés Crédit Agricole, JP Morgan, Export Finance Australia (EFA), Exim Bank, Corporación Financiera Internacional (IFC), entre otras firmas como la misma FDC de Estados Unidos.

Según Subtel, durante el 2021 se espera concretar el financiamiento del proyecto para el cual se requerirían unos US$388 millones. Ante esto, Asian Infraestructure Investment Bank propuso US$100 millones, The Carlyle Group US$323 millones, JP Morgan US$320 millones, IFC US$321 millones, Exim US$ 323 millones, aunque otras firmas como Korea Bank Asset Management disponen de US$160 millones y Mitsubishi UFJ Financial Group entre US$65 millones y US$107 millones.

Posterior a la etapa de financiamiento, en 2021, se deberá crear un consorcio que será el dueño del cable submarino, para el Chile estará representado por Desarrollo País. Además de otros países que quieran participar, el proyecto también se abre a privados que quieran sumarse al proyecto. Así como también buscar clientes por adelantado que permitan financiar parte del proyecto.

Finalmente y sorteadas las etapas antes señaladas, comenzará la licitación para la implementación del cable, para lo que se estima un tiempo de construcción de unos dos o tres años.

Fuente: Pulso

¿Qué te parece esta noticia?

Más noticias
Medios surcoreanos ya dan por hecho el fin de la serie Galaxy Note de Samsung y el Galaxy Z Fold 3 tomaría su lugar