Asus Zenfone 3 [Primeras impresiones]

Es potente, luce muy bien, y su precio no debería ser demasiado alto cuando llegue al país. Hablamos del Asus Zenfone 3, el gama media que da nombre a la tercera reencarnación de equipos icónicos de la taiwanesa que fue presentado durante Computex 2016, pero que al fin se acerca de forma oficial a esta zona del planeta, motivo por el cual asistimos a su lanzamiento a nivel zona en Brasil.

Con 155 gramos y construcción en metal y Gorilla Glass, en la mano este nuevo equipo se siente como algo muchísimo más premium de lo que es, comparándolo en su construcción y look se parece a aparatos gama alta hechos en Corea del Sur del año pasado, aunque con una infusión de su propio ADN en ese detalle de agregar el diseño de círculos concéntricos que son el emblema de la familia desde su primera generación.

img_0634

Salta a la vista la protuberancia de la cámara – 16MP con autoenfoque láser, OIS y EIS – que como elemento de diseño había quedado atrás, y justo debajo podrás ver ese enorme sensor de huella digital que rompe la armonía del panel trasero, pero que igualmente cumple su función de forma destacable.

Y sí, es un imán de huellas dactilares™.

img_0621

Su pantalla de 5.5 pulgadas Full HD cumple con lo que esperarías de ella en términos de color, nitidez y visualización de multimedia. No se destaca demasiado de otras que encontramos en este mismo segmento, aunque eso no es un problema de Asus, sino que habla de lo interesante que está el mercado de equipos de gama media. Es difícil competir.

Este aparato corre con Android 6.0.1 y tiene encima una capa de personalización muy intensiva hecha por Asus llamada ZenUI 3.0, la que integra así mismo numerosos servicios y aplicaciones del fabricante que no pueden ser desinstaladas. Es espacio dentro de tu equipo que no recuperarás jamás.

img_0616

¿Actualizaciones? Bueno, debería tenerlas, sobre todo al considerar que el modelo de este año está basado en un procesador Qualcomm Snapdragon 625 y no un SoC Intel como el del año pasado, por lo que su soporte debería ser mejor. Esto queda, como siempre, al arbitrio del fabricante.

El aparato es rápido, se mueve fluído y la interfaz no parece ralentizarlo en demasía. No podía ser de otra forma considerando que la versión más básica con 32GB de memoria interna tiene 3GB de RAM, mientras que la variante con 64GB tiene 4GB de RAM. Con esa cantidad de memoria y ese procesador, el resultado no puede ser decepcionante.

img_0617

Su batería de 3000 mAh podría irse rápido si la exiges demasiado, pero el fabricante promete que gracias a la presencia de Quick Charge 3.0 tendrás 60% de carga (desde cero) en 39 minutos.

Este aparato compite directamente con el Moto Z Play tanto a nivel de plataforma como a nivel de gráficas. Claro, tienes cerca de 20% menos de batería y olvídate de los módulos, pero si puedes vivir sin ellos – y lo hiciste hasta ahorapodría ser una buena alternativa si el precio es correcto a su llegada.

El Zenfone 3 nos deja buena impresión en este primer encuentro en São Paulo, aunque este rato en que pudimos usarlo bajo las condiciones que la taiwanesa propone para la prensa no permite analizarlo de mejor manera. Esperamos ansiosos que caiga en nuestras garras para hacerle un completo review y saber así si este aparato es una buena carta de presentación para entrar al competitivo mercado nacional.

Disponible desde ahora mismo sólo en Brasil. Pronto estará en el retail, liberado. De precios, nada oficial para Chile todavía.

Más noticias
Review notebook Asus ROG Zephyrus Duo 15