Apple pierde la batalla en el caso de los eBooks

Se ha determinado el fallo definitivo en el caso en contra de Apple por la fijación de precios en los eBook. Los jueces rechazaron la apelación por parte de la compañía californiana, y fallaron en favor del Departamento de Justicia de Estados Unidos y de los más de 30 estados que se sumaron a la demanda, por lo que deberán pagar una multa de 450 millones de dólares.

El caso se remonta al año 2012, cuando el Departamento de Justicia y 30 estados iniciaron una demanda en contra de la compañía y la acusación de haber llegado a un acuerdo con las editoriales  Hachette Book Group USA, HarperCollins, Macmillan, Penguin Group y Simon & Schuster entre los años 2009 y 2010, el que consistía en subir los precios de sus ediciones en su iBookstore para competir directamente con Amazon, quien en ese entonces lideraba la industria de los libros digitales. Una medida ilegal que perjudicó directamente a los consumidores.

En esta solicitud Apple argumentó que esta situación aumentó la competencia en el mercado, y proporcionó a los consumidores una nueva plataforma y variedad en favor de los usuarios, y que no existió fraude ni colisión alguna. Este argumento fue rechazado por el tribunal ya que este último tiempo los precios de los libros digitales incrementaron en un 24% para los nuevos lanzamientos y en un 40% para los bestsellers. Siendo ésta una de las razones más fuertes sobre su baja en las ventas en el mercado.

¿Quiénes son los beneficiarios en este pago?

El destino del dinero se divide en 4 aristas; los primeros 400 millones van  los usuarios afectados, en segundo lugar 20 millones se reparten entre los estados que se sumaron a la demanda, y los 30 millones restantes serían para pagar las costas y honorarios legales que se usaron durante el juicio.

El Secretario de Justicia Auxiliar Bill Baer, que dirige la división antimonopolio del departamento informó:

“Apple tiene responsabilidad por ser consciente de que los editores estaban conspirando para manejar y subir los precios en sus plataforma. Afortunadamente esto se ha resuelto de una vez por todas.” 

La compensación que ha entregado Apple y las editoriales involucradas a sus usuarios que hayan sido perjudicados con este cobro excesivo en los precios de los libros comprados, será el depósito de créditos en sus cuentas, los que podrán hacer uso al momento de querer comprar un nuevo libro en la iBookStore

Fuente: Bloomberg
Más noticias
Ya podemos decir “Hey Spotify” para poder reproducir música sin tocar nuestro teléfono