Imagen vía Flickr (Jay Rogers)

Apple dejó de encriptar las copias de seguridad en iCloud porque el FBI se lo pidió

Un total de seis fuentes “familiarizadas con el asunto” comentan que la compañía liderada por Tim Cook abandonó el cifrado del contenido en iCloud por pedido del FBI. Los filtradores serían un funcionario actual, tres exfuncionarios del FBI; y un empleado actual y un exempleado de Apple . Esto habría sucedido hace aproximadamente dos años como consecuencia del altercado que tuvo la empresa de la manzana mordida con el grupo policial tras lo sucedido con un iPhone en un tiroteo en San Bernardino, Estados Unidos.

Hace más de dos años los de Cupertino le comentaron al FBI sus planes para encriptar la información de iCloud de extremo a extremo. La intención era frustrar los planes de los piratas delictivos. Sin embargo, representantes de los agentes de delitos cibernéticos del FBI y su división de tecnología operativa se opusieron a esto porque no podrían acceder a esa información incluso bajo una orden judicial.

¿Por qué Apple dejó de encriptar iCloud?

Al año siguiente, cuando la empresa conversó con el FBI, Apple decidió suspender el cifrado. Ninguna de las seis fuentes de esta ocasión pudo determinar el motivo de esta decisión.

Un exempleado de la firma fundada por Steve Jobs declaró que el departamento legal “lo mató, por razones que se pueden imaginar”. La organización no quería ser demandada y/o acusada de ayudar a delincuentes. En otras palabras,“decidieron que ya no iban a pinchar al oso”, agrega el sujeto.

Dos de los exfuncionarios del FBI, que no estuvieron presentes en las conversaciones con Apple, dijeron que parecía que habían prevalecido los argumentos del FBI de que los respaldos proporcionaron evidencia vital en miles de casos. Además, uno de ellos confiesa que “fuera de esa disputa pública sobre San Bernardino, Apple se lleva bien con el gobierno federal”.

Ahora bien, otro exempleado de la compañía tecnológica admite que el abandono de la encriptación podría haber sido por otras razones, como la preocupación de que más clientes se verían bloqueados con más frecuencia. Una vez tomada la decisión en cancelar este soporte, diez expertos en el proyecto de cifrado de aquel entonces recibieron la orden de dejar de trabajar y esforzarse en ello.

Es decir, iCloud ya no está protegida de punto a punto. No obstante, Apple se centró en proteger cierta información, la cual sería datos confidenciales de las personas, las contraseñas guardadas y los datos de salud. Pero la información de contacto y los mensajes de iMessage, WhatsApp y otros servicios encriptados siguen estando disponibles para los empleados y las autoridades de la corporación. Aunque aquí habría que ver qué tiene Facebook para decir, puesto que si bien WhatsApp tiene su propio cifrado de extremo a extremo, también posee un añadido con iCloud.

Pasado, presente y futuro del cifrado

Estas declaraciones de ahora vienen como una causa-consecuencia del último cruce entre Apple y el FBI tras un tiroteo en una base naval de Pensacola, Estados Unidos. William Barr, Fiscal General de dicha nación, solicitó a la organización tecnológica que desbloquee los dos iPhone encontrados y recuperados.

Incluso hasta el mismo Donald Trump se pronunció al respecto. El político manifestó la negación de la compañía en desencriptar los teléfonos usados por “asesinos, traficantes de drogas y otros elementos criminales violentos”. Sin embargo, Apple entregó las copias de seguridad de iCloud del tirador de este caso.

Es más, en la primera mitad de 2019 las autoridades estadounidenses armadas con documentos judiciales regulares solicitaron y obtuvieron copias de seguridad completas u otro contenido de iCloud en 1.568 casos, cubriendo alrededor de 6.000 cuentas. La organización de Tim Cook dijo que entregó al menos algunos datos para el 90% de las solicitudes que recibió.

Hasta el momento, ni el FBI ni Apple emitieron declaraciones como respuestas a lo que acabamos de informar. En caso de haber novedades lo notificaremos.

Fuente: Reuters

Más noticias
Los primeros reviews del OnePlus Watch son brutales con el primer smartwatch de la compañía