Alcatel Idol 4S, nuestras primeras impresiones #MWC16

Es llamativo ver cómo un fabricante se reinventa de forma exitosa. Normalmente, cuando hemos visto que uno de ellos tiene que dejar atrás un pasado atado a mala calidad y mal rendimiento, normalmente vuelve a cometer errores y falla rotundamente en su intento.

Para variar un poco, hoy en MWC estamos ante uno que tenía que sacarse el estigma de smartphones de mala calidad, Feature Phones mediocres y una serie de otros dispositivos que flaco favor le hacían a una marca otrora poderosa en el mercado móvil europeo, y que ante la arremetida de la competencia pasó a ser algo así como el “patito feo”.

Pero el tiempo ha puesto a Alcatel en una nueva posición. Tras el lanzamiento de sus nuevos smartphones, el fabricante da una poderosa señal a la industria al comprobar su vocación por acercar tendencias impulsadas por otros fabricantes y por la industria a precios más económicos.

DSC00449

Realidad virtual, y un smartphone para aprovecharla

Si queda alguna duda respecto a que la realidad virtual va a ser una gran cosa — aunque sea a la fuerza — durante este año, es exactamente lo que ha hecho Alcatel al convertir el empaque de su Idol 4S en un dispositivo VR de construcción sólida.

La primera impresión que da el Idol 4S al tomarlo es su rigidez y lo compacta de su construcción. Tiene una pantalla AMOLED QHD de 5.5 pulgadas — la primera QHD en un equipo Alcatel — de una calidad que sorprende. El panel es impecable, y ofrece tanto un buen brillo como un contraste digno de un buque insignia.

DSC00436

¡Al fin, excelentes materiales!

El aparato tiene una construcción ejecutada en cristal por delante y detrás, y un armazón metálico que sustenta al equipo, dándole una sensación muy agradable al tenerlo en la mano y manipularlo. Sus bordes son bastante rectos, aunque están ligeramente suavizados y eso ayuda a hacer más sencilla la tarea de usarlo con una sola mano.

Su panel trasero, como podrán imaginar, es un imán de huellas digitales. Sin embargo, cuando está limpio, el Idol 4S derrocha mucha elegancia y sobriedad en sus lineas. Recuerda en cierta medida al lenguaje de diseño Omnibalance de Sony, pero con una vuelta que recuerda también algo del Galaxy S6, sobre todo en la forma en que se resuelve la zona de la cámara trasera.

Sumando esa mezcla a una interpretación propia, el resultado es más que satisfactorio.

Y da lo mismo que lo pongas hacia arriba o hacia abajo, o boca arriba y boca abajo. El Idol 4 lleva su reversibilidad instaurada en el modelo anterior a un nuevo nivel al integrar la opción de entender su orientación y regular la posición de los altavoces para que suenen bien sin importar cómo lo pongas.

DSC00438

 

Una suma de buenas decisiones

El rendimiento del equipo es bueno. Suficientemente bueno como para manejar un aparato de realidad virtual sin siquiera calentarse demasiado. Su procesador Snapdragon 652 — el primer equipo en el mercado en usar este Snapdragon 620 mejorado — con configuración big.LITTLE posee cuatro núcleos corriendo a 1.8GHz y otros cuatro a 1.4GHz. Esto va aparejado con 3GB de RAM, lo que permite que el equipo vaya más que sobrado moviendo Android Marshmallow, y todo lo que le pongas encima de forma más que ágil.

Y vaya que tienes espacio para poner cosas en este aparato de 32GB de capacidad. La personalización no es tan gorda, por lo que al menos 27 o 26 GB están listos para que los uses. Si no es suficiente, ponle una microSD.

Su cámara de 16MP integra un sensor Sony de óptica luminosa y muy alta gama que promete dar la pelea a los icónicos del año pasado y a algunos de este año. Podrá sonar poco llamativo, pero en verdad las fotografías resultan bastante bien con este smartphone, aunque el autofoco podría ser algo más rápido en condiciones de baja luz, donde se vuelve algo difuso y difícil de lograr.

Su cámara frontal de 8MP y de amplio foco es garantía de una buena selfie, y no mucho más. La calidad de ella sólo cumple con lo prometido, al menos en condiciones de poca luz.

Sus 6.9mm de espesor le hacen delgado, sus 149 gramos le hacen liviano, sus interiores le hacen rápido y viene en 4 colores: Rose Gold, Metal Silver, Dark Gray y Gold. Hay variedad para regodearse.

Mención aparte para su tecla Boom, un botón específicamente creado para darle un sabor distinto a ciertas apps incluidas en el teléfono. Si lo presionas en la cámara, tomas fotos de forma creativa. Si lo usas en la galería de imágenes, las muestra de forma aleatoria a modo de mosaico. Si lo presionas mientras grabas video, convierte tu video casero en una transmisión por internet de forma automática.

Y si lo usas cuando la pantalla está apagada, pues… ehm… pues nada, lo enciende.

Son muchas las cosas que el botón Boom hace, y la mayoría son una excelente adición a la experiencia de uso del equipo. Cuando hagamos el review del Idol 4S dedicaremos una sección exclusiva a esta tecla.

DSC00431

Boom!

El nuevo Idol 4S es el comienzo de una nueva etapa para Alcatel. No sólo para dejar atrás el apellido OneTouch que nunca nadie realmente usó o supo escribir bien, sino que además para sacarse ese estigma de malos productos gracias a años de investigación, desarrollo, buenos partners y una dosis correcta de marketing que ayude a llevar el mensaje.

El nuevo Alcatel es una empresa llena de vida y de bríos que ha venido iterando exitosamente hasta llegar a esta verdadera joya llamada Idol 4S. Sí, seguro hay equipos más innovadores, más bonitos, con mejor cámara y todo lo que quieras, pero este dispositivo es candidato a convertirse en una de las mejores ecuaciones entre precio y calidad en su segmento para este año.

Eso, para una empresa que hace tres años sólo hacía equipos muy bajo el promedio, es algo que les debería hacer sentir orgullosos.

Esta historia tiene dos moralejas. La primera es para el consumidor: no necesitas gastar $700.000 pesos para acceder a algunas de las últimas tecnologías que las tendencias están trayendo al masivo para 2016.

La segunda es para otras empresas que llevan años intentando cambiar su imagen: haciendo las cosas bien, la historia del patito feo a veces tiene final feliz.

Lo esperamos para junio o julio en Latinoamérica.

Mira también: El Alcatel Idol 4S en 2 minutos #MWC16 [Video]

Más noticias
Huawei presenta a los nuevos Mate 40, Mate 40 Pro y Mate 40 Pro+